Actualidad

La lucha por el aborto libre sigue vigente hoy, dado que persisten multitud de países donde el aborto es ilegal o muy restringido, como se constató recientemente en Argentina. Cada año se producen 55,7 millones de abortos en el mundo, un 45% de los cuales se realiza sin garantías de seguridad.

En el estado español, la vigente Ley de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) mantiene multitud de deficiencias en su desarrollo y aplicación. El anterior gobierno socialdemócrata no la dotó de presupuesto y la dejo sin contenido real, y el PP ahondó en esa política dando apoyo a las organizaciones provida, e incluso planteó una reforma pretendiendo volver a 1985 con la ley de supuestos, proyecto que el actual líder del PP, Pablo Casado, quiere rescatar.

No está asegurada la realización de la IVE en la sanidad pública, no se garantiza a las mujeres que sobrepasan las 14 semanas, existe una clara desprotección de mujeres jóvenes, migrantes y de las que se encuentran en extrema vulnerabilidad, como las mujeres víctimas de violencia de género.

Hay propuestas, más allá del IVE, relacionadas con la salud sexual y reproductiva, que no se han materializado en políticas generales ni en proyectos sanitarios o educativos. Han desaparecido los servicios de atención e información sexual, consultas jóvenes, centros de planificación familiar, etc. La educación afectiva-sexual ha desaparecido de los currículos educativos, tiene escasísimos recursos en proyectos puntuales autonómicos y locales, y eso provoca el avance de las actitudes machistas entre la juventud.

Los métodos anticonceptivos están prácticamente fuera de la sanidad pública, los preservativos siempre, DIU o parches hormonales sólo algunos modelos y las pastillas anticonceptivas de última generación, más demandadas, han sido recientemente excluidas de la Seguridad Social. Estas medidas objetivamente afectan a las trabajadoras que sufren en mayor medida los recortes y las políticas antisociales del capitalismo español.

El 90% de interrupciones de embarazos (IVE) se llevan a cabo en centros privados en nuestro país. En el capitalismo el aborto es un negocio más, la privada siempre está dispuesta a atender a las mujeres de alto nivel socioeconómico, para interrumpir el embarazo, sin condiciones, sin plazos, ni preguntas; mientras las mujeres de las capas populares deben enfrentar la decisión de llevar a término un embarazo no deseado o arriesgar sus vidas en un aborto inseguro e ilegal.

La defensa del derecho al aborto libre y gratuito, en la sanidad pública y sin objeción de conciencia, constituye la verdadera garantía del respeto a los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, pues lo que sigue estando en juego es la libertad de las mujeres, especialmente de las trabajadoras, respecto de su cuerpo, de su maternidad y de su vida.

Las mujeres nos enfrentamos en la sanidad pública, a una carrera de obstáculos para ejercer un derecho que nos corresponde. Y es esto lo que constituye un trato indigno en el acceso al aborto. El aborto será digno cuando todas las mujeres que decidan abortar reciban un trato respetuoso durante todo el proceso, sin discriminación, con plena autonomía y con información veraz por parte de los servicios públicos de salud. Hasta que esto suceda, se seguirá vulnerando por parte del Estado el derecho a un aborto digno.

El derecho al Aborto se ha conseguido gracias a la lucha incesante de las mujeres, y ahí hemos estado las comunistas y los comunistas del PCPE. Y ahí seguimos luchando. Derecho al Aborto Libre, lo reivindicamos en la calle, en las fábricas, en centros de estudios y trabajo, en pueblos y barrios, porque no estamos por la defensa de la ley actual, sino que queremos que el Aborto salga del código penal, y que se doten a las políticas públicas de los recursos necesarios para garantizar efectivamente un Aborto libre, seguro y gratuito.

¡NO SOMOS APARATOS REPRODUCTIVOS AL SERVICIO DEL CAPITAL!
¡PARIR ES UN DERECHO, NO UNA IMPOSICIÓN!
¡POR UN ABORTO LIBRE, SEGURO, GRATUITO Y EN LA SANIDAD PÚBLICA!

14 de Septiembre 2018

No con nuestro trabajo

Escrito por

El Secretariado Político del Comité Central del Partido Comunista de los Pueblos de España, denuncia con contundencia la aceptación por una parte del movimiento obrero de nuestro país de la falsa dicotomía bombas o paro que a diario nos hace el Capital y que en los últimos días ha sido actualidad a cuenta del contrato de unas fragatas de guerra para la marina saudí. Los trabajadores y trabajadoras no podemos permitir que con nuestro trabajo se mate a nuestro hermanos y hermanas de clase como hace a diario el ejército de la tiranía saudí con el pueblo yemení.

Ellos, los capitalistas y su Estado burgués gestionado por los partidos del sistema no dudarán jamás en hacer negocio con la muerte de inocentes. Hoy es Yemen la noticia, pero también lo es Siria, Palestina, Libia y tantos y tantos países donde las armas fabricadas por el capital asesinan a diario a miles de personas inocentes. Nosotros/as, no, nuestra clase es diferente y se fundamenta en el Internacionalismo y la lucha por la Paz como factores intrínsecos a nuestra realidad. Cuando luchamos con conciencia de nuestras necesidades, no solo no nos dividen las fronteras, sino que nos une la posición en la producción y la necesidad de vender nuestra fuerza de trabajo a diario a quienes nos explotan aquí o allá.

Queremos trabajo con derechos, pero ni podremos aceptar nunca que nuestro sudor se manche con la sangre de inocentes, ni aceptaremos jamás que se nos utilice como ariete de las necesidades del complejo militar industrial. Si así lo hiciéramos seríamos como aquellos que antes de mandar a sus hijos a matar y a morir a la guerra, se felicitaban por los miles de puestos de trabajo que la fabricación de armamento generaba en el III Reich.

Exijamos trabajo, defendamos la industria naval, luchemos para que se invierta en ella y se asegure la carga de trabajo, pero hagámoslo ofreciendo nuestra capacidad de trabajo y conocimientos para la fabricación de buques civiles. Ese es nuestro deber como trabajadores y trabajadoras y así se lo debemos exigir cada día a los directivos de Navantia y al Estado. Ahí siempre estará el PCPE con los trabajadores.

Pero nuestro deber como Partido Comunista, es denunciar y combatir ideológicamente los errores que nos desvían de la defensa de nuestros intereses de clase y nos ponen al servicio de los capitalistas y, en esta ocasión no podemos dejar de denunciar las declaraciones y comunicados que la Sección Sindical de CCOO en Navantia (https://ccoonavantiasanfernando.blogspot.com/ ) y muchos oportunista con reciente pasado antimilitarista como el alcalde de Cádiz, han realizado a favor de la fabricación de armamento para vendérselo al genocida régimen Saudí.

Estos oportunistas, hoy en los gobiernos y parlamentos, defienden sin titubear los intereses de don dinero, éstos que nunca tuvieron ni tendrán proyecto político que resuelva la situación de la clase obrera, que solo intervienen en función de sus intereses particulares y las necesidades de la banca y la gran industria, en este caso actúan como mercenarios a favor de involucrar la industria naval en el negocio de la guerra. Son igual que la vieja socialdemocracia del PSOE que tras meternos en la OTAN, mantener las bases militares yanquis e involucrarnos en la actualidad en 18 misiones militares en 4 continentes con la presencia de 2.900 militares y guardias civiles, ha sido incapaz de mantener ni dos semanas una posición de dignidad frente al complejo militar-industrial.

La clase obrera no podemos dejarnos chantajear por los gestores del capital, cuando nos dan elegir entre asesinato y trabajo. Nuestra apuesta siempre será por la unidad universal de los trabajadores y trabajadoras en contra de la guerra.

Es obligación del estado garantizar el trabajo de la clase obrera, pero el capital solo lo asegura cuando recoge pingües beneficios. Hoy fabrican armamento con el que someter a la clase obrera, mañana abandonarán las fábricas y astilleros para situar sus intereses en otro lugar; en el capitalismo no hay garantía de continuidad laboral.

El capitalismo como viene haciendo históricamente nos usará como mano de obra industrial o bélica según sus intereses. Los políticos al servicio de éste nos harán creer que defiende nuestros intereses de clase, mientras lo que están haciendo es defender los intereses del capital industrial-financiero.

Para la clase obrera las guerras de rapiña del capital no nos son ajenas ni distantes, el capitalismo no tardará en trasladar estos escenarios bélicos a cualquier lugar en el que peligre sus intereses. No olvidemos Yugoslavia, Somalia, Ucrania, Libia, Siria, pero tampoco las guerras mundiales y la guerra impuesta por la burguesía española al pueblo español en 1936.

La clase obrera no podemos dejarnos arrastrar por los intereses de la clase capitalista, nuestras migajas son sus suculentos beneficios, debemos luchar por una mejora real en nuestras condiciones laborales, mejoras que garanticen un empleo digno que no esté sujeto a las oscilaciones e intereses de los mercados del capital.

¡¡¡SOCIALISMO O BARBARIE!!!

¡¡¡ TU LUCHA DECIDE!!!

Secretariado Político del PCPE. Septiembre de 2018.

Ante la detención del compañero y amigo Willy Toledo, el Secretariado Político del PCPE, exige su inmediata libertad sin cargo alguno y muestra su más absoluta solidaridad con el acto de dignidad que expresa su negativa a presentarse voluntariamente a declarar en la causa que la justicia burguesa española, a instancias de la ultrarreaccionaria Asociación Española de Abogados Cristianos, ha iniciado contra él.

Con su acto de rebeldía, Willy Toledo alcanza la dignidad que solo se logra cuando recorremos la resistencia contra la injusticia y la explotación. Así se ha escrito la historia de la Humanidad y el gesto del compañero es un paso más en el camino hacia nuestra definitiva liberación como clase y como pueblo.

España sigue siendo campo fértil para el avance y la proliferación de las ideas sectarias que propugna la Iglesia Católica. El nacional catolicismo franquista confirmado en la Constitución del 78, revalidado en el Concordato con el Vaticano e interpretado en la permanente connivencia entre Estado e Iglesia, hace que, contra todo imperio de la razón, la convivencia entre iguales y la inteligencia, permanezca en el Código Penal el delito de blasfemia. Monarquía, Iglesia y caciques de todo pelaje con cilicio y acciones del Ibex 35, son la expresión viva más evidente de lo mas rancio de esta España de explotadores con relicario que necesitamos destruir para empezar a ser un pueblo culto y libre.

Que sirva la lucha del compañero para acabar con la represión sistemática que se ejerce contra quienes luchan y defienden sus derechos; organicemos la lucha por la libertad de todos los presos y presas políticas. El pensamiento no delinque y la libertad de expresión es un derecho humano básico e irrenunciable.

CONTRA LA REPRESIÓN, NI UN PASO ATRÁS.

NO PASARÁN

Secretariado Político del PCPE

La exhumación del fascista asesino Francisco Franco, 43 años después, no resuelve la estafa de la Primera Transición ni legitima a la dictadura del capital en España bajo su actual forma de monarquía parlamentaria.

El gobierno de Pedro Sánchez pretende legitimarse en su calidad democrática con la exhumación del cadáver de Francisco Franco, retirándolo del Valle de los caídos, y trasladándolo “a un lugar digno”. Ese “digno” solo se debería interpretar como “digno de un golpista asesino”, si  es que hablamos de democracia.

Esta iniciativa del gobierno socialdemócrata-liberal responde también a una finalidad de mayor alcance, colocándola simbólicamente como la escenificación del fin de la Primera Transición y, con esto, adentrar el poder de la burguesía española en un nuevo escenario de estabilidad; estabilidad que ya no le aporta esa maltrecha Transición iniciada, precisamente, a la muerte del criminal dictador que regó de sangre todos los pueblos de este país.

El engaño de esa Primera Transición, una vez más, se ha puesto de manifiesto en estos días, al hilo de la decisión del gobierno. Altos mandos de los ejércitos expresan su incondicional apoyo a los crímenes cometidos por Francisco Franco, y lo reivindican por ello. Varios cientos lo han hecho públicamente y otros lo hacen en privado para evitarse algunos inconvenientes. La Fundación Franco, financiada generosamente con fondos públicos, se opone a la retirada de la momia. La derecha política clásica (PP y Cs) hace equilibrios para disimular su apoyo a esa dictadura anterior, más por conveniencia de cálculo electoral que por convicciones democráticas, que no tienen. La monarquía autista, a ver si nadie le pide responsabilidades. Y la Iglesia católica, colaborador necesario en los crímenes cometidos, opta por un hipócrita silencio, mientras sigue poniendo todo tipo de dificultades para la exhumación de víctimas enterradas en ese mismo lugar, o admite enterramientos como el del sanguinario Queipo de Llano en la iglesia de la Macarena.

La decisión del gobierno Sánchez de ninguna manera se puede considerar el cierre de una injusticia histórica, o un antídoto de la estafa de la Primera Transición. Esta es otra estafa política, que, una vez más, cuenta de forma útil con la participación de la socialdemocracia histórica, arrastrando también el apoyo de la nueva socialdemocracia de Pablo Iglesias, para mayor abundamiento.

El cierre de esa etapa histórica exige una serie de medidas que ni este gobierno, ni ningún otro que se dé bajo la dominación de la violenta burguesía española, llevará a cabo.

-La eliminación total y completa de toda exaltación del franquismo y sus crímenes, en cualquier lugar público, libros de texto, o cualquier otra referencia social.

-Eliminación total de todo monumento o nombre de lugares públicos que exaltan al franquismo y a sus sicarios.

-La depuración de los ejércitos y cuerpos de policía de todos los elementos franquistas, o partícipes en la represión en ese período.

-Apertura de juicio y depuración de responsabilidades a todos los responsables de torturas y crímenes durante la dictadura de Franco y los llamados años de la Transición, que sigan vivos.

-Recuperación de todas las víctimas (140.000), que están fosas comunes, pozos y cunetas, con entrega a sus familiares y/o enterramiento digno

-La anulación de todos los juicios del franquismo, y la rehabilitación de todas sus víctimas.

-La instauración de una fecha de homenaje anual a quienes defendieron la II República y dieron la vida en defensa de la misma y en la lucha contra el fascismo, como fiesta nacional que sustituya a la actual del 6 de diciembre.

El gobierno de Pedro Sánchez, que no abordará este conjunto de medidas, no está haciendo otra cosa que limpiar la imagen de la criminal burguesía española que pasa por una profunda crisis de su sistema de dominación y de su legitimación social, y que no dudaría en repetir hoy sus crímenes de ayer si el ascenso de las luchas de la clase obrera la situara en una posición de debilidad en el escenario de la lucha de clases. En esta operación se trata, también y una vez más, de salvar a la obsoleta y decante monarquía de los Borbones.

Frente al engaño y la manipulación que hace este gobierno, que no tiene otra finalidad que perpetuar y estabilizar a la dictadura del capital en una nueva fase de su antisocial poder, reivindicamos la continuidad de la línea histórica de la lucha de la clase obrera y de los pueblos del Estado por la construcción de un nuevo proyecto histórico para este país, como patria republicana y socialista que reconozca la condición plurinacional de nuestra realidad. Ese será el mejor homenaje a las víctimas de la barbarie franquista, continuar su lucha.

Carmelo Suárez

Secretario General del PCPE

Desde el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) y su Juventud (J-PCPE), nos sumamos a los numerosos llamamientos de solidaridad y apoyo al colectivo de trabajadoras camareras de piso, y que nuevamente convocan otra jornada de lucha en defensa de sus derechos como trabajadoras a lo largo de todo el estado, pero también de la lucha general de la clase obrera.

¿Qué reivindican Las Kellys y por qué es una lucha de toda la clase obrera?

Desde el colectivo de camareras de piso han sido capaces de marcar la agenda de su lucha, tanto a las inactivas direcciones sindicales consiguiendo movilizarlas, como a los distintos gobiernos del capital (antes al gobierno PP-Rajoy que tuvo que pronunciarse al respecto, ahora al gobierno socialdemócrata de Pedro Sánchez, al servicio de los monopolios de la Unión Europea).

Ante la precariedad que sufren frente a la patronal del sector hotelero y las empresas de subcontratas, Las Kellys reivindican la mayor regulación de sus condiciones laborales referente al reconocimiento de enfermedades profesionales, jubilación anticipada (como al resto de trabajos de duro desgaste), incremento de inspectores de trabajo, la mejora de los convenios colectivos de hostelería y la reforma, entre otras medidas, del artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores (E.T.), que actualmente favorece la sobreexplotación de las trabajadoras/es de empresas subcontratas.

Medidas de avance y mejora que no solo afectan a su colectivo de trabajadoras, sino a todo el sector de hostelería principalmente y al conjunto de la clase trabajadora en general, que sufre las consecuencias de todo un aparato estatal y una legislación al servicio de la explotación y el saqueo a la clase trabajadora por parte del sistema capitalista.

La única salida: construir la unidad obrera y popular a través de la solidaridad y la lucha de la clase trabajadora en su conjunto. Ninguna confianza en el gobierno desmovilizador de turno.

Las camareras de piso son el ejemplo claro del nivel de explotación sin límite que vienen soportando amplios sectores del pueblo trabajador para sacar de su crisis a la patronal y los distintos gobiernos del capital. Y ante esta situación, su organización como trabajadoras y la movilización por sus derechos ha sido lo que ha conseguido imponer las mejoras que se están negociando.

Por ello son ejemplo de la respuesta que necesita la clase trabajadora del estado español para poder avanzar en la mejora de sus condiciones de vida y trabajo. Sin lucha no habrá ni un solo avance de los derechos. Debemos evitar que el nuevo gobierno paralice las movilizaciones que iniciaron la huelga de mujeres del 8 de marzo y el colectivo de pensionistas, continuando la movilización desde los distintos sectores de la clase obrera que estamos en lucha y conflicto. Si entregamos nuestra lucha a una agenda marcada a través de las iniciativas parlamentarias y los gobiernos de turno, esto supondrá una derrota de este nuevo ciclo de movilización.

La lucha por nuestros derechos se organiza desde los barrios y los centros de trabajo, no desde el parlamento. Al Parlamento se le imponen nuestras necesidades con la lucha, no esperamos a que nos las regalen.

Por ello, desde el PCPE y la J-PCPE, llamamos a crear Comités para la Unidad Obrera, basados en la solidaridad, la lucha y la unidad de la clase obrera, independientemente del sindicato al que se pertenezca, o aunque no se esté sindicado. Para sumar fuerzas hacia la movilización y la coordinación. Para construir el grado de independencia que necesitamos la clase trabajadora, pasando a la ofensiva en la lucha por nuestros derechos y por una sociedad al servicio de la mayoría social y de nuestras necesidades. Toda medida o iniciativa que vaya en esta dirección, será un salto importantísimo en las necesidades actuales de la clase obrera, y la lucha de Las Kellys son un llamado a la dignidad obrera, a la unidad y al ejemplo de la lucha como garantía de resultados.

¡No más abusos de las empresas de subcontratación, reconocimiento de enfermedades profesionales y mejora del convenio de hostelería!

¡VIVA LA LUCHA DE LAS KELLYS Y DE TODA LA CLASE OBRERA!

TRABAJADORA, TRABAJADOR: ¡TU LUCHA DECIDE!

 

El pueblo cubano va a conmemorar este “26 DE JULIO” el 65 Aniversario del asalto a los cuarteles de “Moncada” en Santiago de Cuba y “Carlos Manuel Céspedes” en Bayamo. Esta heroica acción revolucionaria determinó que 5 años, 5 meses y 5 días después, el pueblo cubano, con Fidel al frente, derribara la criminal dictadura de Fulgencio Batista que se había mantenido en el poder por el apoyo incondicional del imperialismo norteamericano.

El “26 de julio” se convierte en un referente mundial para los revolucionarios y revolucionarias, para los y las comunistas. Ha entrado en los anales y referencias históricas para los pueblos que luchan por la emancipación y por su auténtica libertad e independencia, es decir, la que le
proporciona el Socialismo. Porque el “26 de julio” produjo la herramienta indispensable para organizar la Revolución, como fue el “Movimiento 26 de julio” que, tras el triunfo del 1 de
enero de 1959, se convertiría en el Partido Comunista de Cuba.

Así pues, “26 de julio” es el referente revolucionario que el pueblo cubano aporta a la causa de la construcción del Socialismo, como el pueblo ruso aportó el “7 de noviembre” de 1917” derrocando al zarismo y sus títeres, como el pueblo vietnamita aportó el “30 de abril” de 1975 derrotando al imperialismo norteamericano, como el pueblo coreano aportó el “27 de julio” de 1953 también derrotando al imperialismo norteamericano. Son fechas que representan los valores de quienes luchamos contra el capitalismo y el imperialismo y por la construcción de la sociedad socialista. Son fechas cargadas de las enseñanzas que desde Marx y Engels nos han estado aportando quienes lideraron los procesos: Lenin, Kim Il Sung, Ho Chi Ming, Fidel, el Ché,…

El Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) y la J-PCPE se suman una vez más al reconocimiento revolucionario que significa el “26 de julio”, y transmiten que estarán presentes en todas las actividades que se van a realizar en distintas localidades del estado español (manifestaciones, charlas, encuentros y debates, etc), e invitan a los trabajadores y trabajadoras a sumarse a ellas. Los distintos pueblos del estado español también tendrán su “26 de julio” más temprano que tarde, con un futuro de lucha donde el PCPE se organiza y refuerza para dirigirla “HASTA LA VICTORIA SIEMPRE”.

¡¡VIVA EL 26 DE JULIO!!

¡¡VIVA EL SOCIALISMO!!

¡¡VIVA EL INTERNACIONALISMO PROLETARIO!!

 

En este periodo histórico de profunda crisis del modelo de producción capitalista, el enemigo de clase hará todo lo necesario y posible por arrebatar todo derecho a la clase obrera; para lo que no dudará en hacer uso de todas las herramientas de opresión y explotación a su alcance.

A menos de tres semanas de la firma del IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), en las que las organizaciones sindicales CCOO y UGT se sentaron junto a las centrales patronales CEOE y CEPYME; en Sevilla se firma el Convenio Colectivo de los Trabajadores del Campo de Sevilla, refrendado por una parte de nuestros compañeros jornaleros pertenecientes a CCOO, sindicato que ostenta la mayoría; y que en ningún caso es fruto de la correlación de fuerzas dentro de la Lucha de Clases, en favor del campesinado; sino del abandono de las dirigencias sindicales dentro del marco de la Paz Social materializado en ese IV AENC, y cuyo horizonte de esclavismo y saqueo empezamos a vislumbrar con este Convenio Colectivo De los Trabajadores del Campo. Centrales Sindicales que dividen y alienan, dispuestas a negociar las miserias con el enemigo capitalista con tal de conservar unas estructuras burocráticas reaccionarias de las que viven y en las que se sostienen cuales garrapatas.

Este convenio firmado por CCOO y la patronal ASAJA, establece subida salariar del 5 % hasta 2021, distribuidas a razón del 1.25 % año. Las mentiras huelen y lo sabíamos; traición que denunciamos, y a la cual respondimos como Comunistas, ¿dónde ha quedado el 2 % del AENC y los 14.000 € de salario anual? Con el IV AENC se sojuzga a los Trabajador@s, Obrer@s y Jornaler@s bajo el yugo del Capital y de la Comisión del Pacto de Toledo, a través de la trampa, el engaño y la mentira.

En el convenio del campo de Sevilla, no solo no se secunda el acuerdo que estas mismas firman en el AENC, si no que supone un ejercicio de escenificación teatral, en la que las dos partes declaran su satisfacción por haber podido llegar a dichos acuerdos después de meses de negociaciones, en las que la patronal siempre ha impuesto sus intereses económicos.

Dicho Convenio no suprime el trabajo a destajo, el cual se establece por un precio impuesto por el patrón, y que supone que muchos días los jornaleros no puedan ganar más de 20 € día en jornadas de 12 horas; no elimina la dejación salariar por parte de la patronal los días que llueven, días en los que los jornaleros se desplazan hasta las fincas y por las razones climáticas no pueden desarrollar dignamente sus trabajos; convenio que arrebata en beneficio del patrón, el derecho adquirido a través de la Lucha de Clases de disponer de un tiempo de descanso para el bocadillo.

Este convenio que afecta a más de 120.000 obreros del campo, y es reflejo de una situación de abandono de la confrontación de clases practicada por las dirigencias sindicales, en este caso CCOO; en otras ocasiones cualquiera de las organizaciones que ostentan la representatividad jurídica ante la patronal.

Desde el PCPE exigimos la tierra para el que la trabaja, y hacemos un llamamiento a las jornaleras y jornaleros del campo a luchar en frentes organizados en los que sean ellos quienes acuerden y determinen que convenio será firmado; y a que organicen la justa respuesta proletaria mano a mano por la Unidad Obrera con el resto de sus compañeros, sea cual sea su sector, trabajar por la Huelga General.

La dictadura del Capital, en esta ocasión gestionada por la Socialdemocracia, con el apoyo de los PODEMITAS y de la burguesía nacionalista, reprime una vez más a la clase obrera, cuando un destacamento de ésta se organiza y se manifiesta en defensa de sus agredidos derechos como clase.

Hoy, por orden del subdelegado del gobierno de Madrid perteneciente este al PSOE, han sido violentamente golpeados -e incluso algunos detenidos-, varios miembros del colectivo obrero de la multinacional Amazon quiénes, en defensa de unos salarios dignos y unas mejores condiciones laborales, se manifestaban pacíficamente en una jornada de huelga previamente convocada.

La socialdemocracia, como sicario de turno de la dictadura del capital, no tiene ninguna duda en realizar esta brutal agresión nos cuando estamos ejerciendo nuestro derecho a la huelga. Derecho conquistado a través de largos años de lucha, y en la que miles de nuestros hermanos de clase perdieron la vida.

La huelga en Amazon es un ejemplo de unidad de clase en la lucha obrera, ya que en este colectivo han sido superadas las divisiones sindicales que en los últimos años, la burguesía con la aristocracia obrera a su servicio, ha conseguido imponer.

El capitalismo español, e internacional, inmerso en una profunda crisis de su modo de producción, y sometido a la inexorable ley de la caída de la tasa de ganancia, no encuentra otra salida para tratar de someter a la clase obrera y recuperar su anterior estatus económico, que recurrir a un ilimitado incremento de todo tipo de violencia llegando, si ello le fuera necesario, hasta el asesinato de los miembros más conscientes de la clase obrera, una vez más.

El PCPE llama al conjunto de la clase obrera, y al conjunto del movimiento popular, a solidarizarse activamente con los compañeros en lucha de Amazon, y con cualquier otro conflicto obrero, porque solo con la unidad de clase podremos hacer frente al criminal Capital.

El PCPE denuncia la violencia ejercida una y otra vez por el estado burgués contra la clase obrera, y llama al conjunto de trabajadores y trabajadoras a organizarse en estructuras de clase unitarias como son los Comités para la Unida Obrera (CUO), que hacen de la asamblea de centro de trabajo la principal herramienta de la unidad sindical de clase.

¡¡ Por los derechos de la clase obrera!!
¡¡ Por la unidad de clase¡!
¡¡ Tu lucha decide!!

17 de julio de 2018
Comité Central del PCPE. Secretaría de Movimiento Obrero y Sindical.

Que sea una unión de pueblos libres y soberanos y en la que el poder esté en manos de su clase obrera. Y lo hacemos porque sabemos que solo en ese marco es posible que se empiecen a solucionar los problemas que hoy nos acechan y que son absolutamente orgánicos e irresolubles en la actual formación social española. El capitalismo español, heredero de la dictadura fascista del golpista y ladrón Francisco Franco, es el que nos explota como trabajadores y trabajadoras, es el mismo que nos oprime como mujeres en una sociedad patriarcal y es el que le niega el derecho a la autodeterminación a las naciones que en la actualidad forman parte de él y fuerza a nuestra Juventud a emigrar y/o a incorporarse a un mercado laboral absolutamente desregulado en el que la patronal no cesa de recortarnos derechos. Un país que desde 2007 padece una profundísima crisis estructural que hace más que incierto el futuro de muchas de las estructuras sociales y políticas que lo sustentan. Crisis de más de 4 millones de personas sin trabajo y de un 27,9% de la población viviendo en riesgo de pobreza o exclusión social según el último informe presentado al Congreso de Diputados por la Red Europea contra la pobreza. Con estos datos es muy difícil que se mantengan intactas las instituciones del Estado y que se conserven los consensos sociales que a golpe de represión e incultura ha sido capaz de institucionalizar la burguesía española desde aquel lejano, pero aun muy presente, 18 de Julio de 1936.

El golpismo fascista que enterró en sangre y fuego las aspiraciones de libertad y justicia de nuestro pueblo, fue quien coronó a Juan Carlos de Borbón. Franco le otorgó la legitimidad golpista y él y su familia siempre han sabido muy bien que a quien deben servir y con quien pueden hacer negocios, es la misma oligarquía que nos domina desde 1936.

Monarquía al servicio del bloque oligárquico burgués que impone su dictadura de clase, reyes ladrones y degenerados cuya única misión es mantener el status quo.

¿Con ese panorama nos puede sorprender cualquier noticia que conozcamos de la familia Borbón? En absoluto, son y hacen a la perfección lo que el sistema les exige que hagan, que no es otra cosa que defender los privilegios del capitalismo en España, y lo hacen como únicamente se puede defender el capitalismo: ROBANDO

Consecuentemente, ante quienes con claridad son nuestros enemigos de clase, solo nos queda la posibilidad de darles la salida que tuvo Alfonso XIII y si se ponen un poco tercos augurarles el futuro de los Romanov.

Julio Díaz
Miembro del CC del PCPE.

En Madrid, el pasado 25 de junio, las dirigencias de las centrales sindicales CC. OO y UGT, se sentaron una vez más a compartir mesa y sonrisas con la CEOE y CEPYME; las patronales del gran capital y de la mediana burguesía. Dueña la primera de las empresas del IBEX 35 y de las grandes empresas del estado español y la segunda representante de la mediana burguesía propietaria de más del 70 % del tejido empresarial; dueños de empresas en las que, por poner un ejemplo muy reciente, se sobreexplota y abusa de jornaleras, o de esa multitud de empresas del sector servicios en que se somete a la clase obrera a todo tipo de abusos laborales y personales. Esta ocasión han firmado el IV AENC, Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva.

El modelo sindical practicado por la dirigencia de las organizaciones que hoy representan a los trabajadores y trabajadoras, no es nuevo ni sorprende, este modelo sindical basado en el ‘diálogo social’ es la garantía de la prolongación de la paz social de los últimos años. Paz social que le asegura a la patronal su estatus y hegemonía política y social.

Fue desde el primer momento del cambio de régimen -que no de sistema- cuando se comienza el abandono de posiciones revolucionarias por parte de determinados miembros de las cupulas de dirección de las organizaciones sindicales y partidistas.

Prueba de ello, fueron los Pactos de la Moncloa y las diferentes reformas laborales mayoritariamente aceptadas, por UGT y CCOO. Desde las huelgas generales de 1985 y 1988 las posteriores huelgas generales se limitaron a la queja y pataleta y no a la elevación de la confrontación de clases. Un cuadro de desidia incapaz de defender los legítimos intereses de la clase obrera.

Esta Paz social-laboral es la que posibilita que se hayan impuesto sin costo alguno para el capital, las diferentes leyes y reformas laborales, principalmente las del 2010 por parte del PSOE y 2012 del gobierno del PP. En estas dos ocasiones se convocaron huelgas generales que se gestionaron al margen de las necesidades y aspiraciones de la clase obrera y los sectores populares.

En estas dos leyes o reformas laborales, la patronal impuso el fin de facto de la negociación colectiva, se introdujo una fórmula de convenio colectivo que da primacía al de empresa anulando el sectorial, consiguiendo con ello la división de los intereses ¨fuerza¨ de los trabajadores, facilitando el que la patronal pueda presionar al trabajador con amenazas de despido y un largo decálogo de situaciones nefastas para los intereses de la clase obrera.

Paz social-laboral que posibilita el que los gobiernos de turno y los partidos del arco parlamentario burgués, por mandato de la patronal, pongan en marcha el Pacto de Toledo que está orientado a la liquidación del sistema de protección para el colectivo de Jubilados y Pensionista.

Y con esta Paz Social-Laboral que solo favorece al capital y sus aliados quienes se autodenominan como legítimos representantes de la clase obrera ante la patronal vuelven a firmar otro acuerdo con el capital, en esta ocasión el IV AENC, Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva. Desde el 2010 se vienen firmando estos convenios que solo han servido para confundir a los trabajadores y trabajadoras creando falsas expectativas y sirviendo para que los sindicatos que los firman los presenten como un logro de la ¨falsa¨ lucha sindical.

Denunciamos la firma del preacuerdo del IV AENC por varios motivos:

  • No es vinculante, ni de obligado cumplimiento con lo que estamos ante un brindis al sol.
  • Subidas vergonzosas e irreales: Las pobres subidas salariales que se han firmado (“en torno” al 2% fijo y 1% variable) además de que no compensan las pérdidas salariales de los últimos años, se ligan a la evolución de la productividad, resultados y control del absentismo, aspectos de difícil control por parte del trabajador y que terminan siendo contrarios a sus intereses. Esta vinculación con la productividad es todo un triunfo de la patronal que llevaba años intentando colocar este indicador como trampa para la clase obrera.
  • Pérdidas de derechos: Como la posibilidad de introducir mecanismos de revisión salarial dentro de los convenios colectivos.
  • Plantea una subida del SMI confusa: No solo porque los escasos 1000€ en 14 pagas va a depender de la capacidad de negociación en cada sector o empresa sino porque es sospechoso que hace 6 meses se haya firmado con el Gobierno llegar a los 850 € y con muchas condiciones de por medio.
  • Elude abordar lo principal: Como la derogación de las contrarreformas de 2010 y 2012 que tantos años llevan prometiendo estos sindicatos. O el control de la siniestralidad laboral o el nefasto papel de las ETT.

Que los sindicatos están obligados a negociar con la patronal es reconocido por toda la clase obrera, pero que estas negociaciones desde un primer momento estén atenazadas por la maldita Paz Social-Laboral y que el objetivo de estas negociaciones solo sean el mantener los privilegios de las clases explotadoras, no es aceptable.

Hoy las dirigencias de los sindicatos, y en especial las de UGT y CCOO, no comprenden que solo a través de la confrontación entre la clase obrera y la patronal se podrán conseguir mejoras para nuestra clase.

El PCPE exige la derogación de todas las leyes y reformas laborales aprobadas por los diferentes gobiernos de la burguesía, en especial la de 2010 del PSOE y la de 2012 del PP.

La inmediata retirada de todos los acuerdos del Pacto de Toledo.

La retirada inmediata del IV AENC.

El PCPE hace un llamamiento a la clase obrera y a las capas populares a organizarse en defensa de sus intereses, a romper con este modelo sindical que solo persigue la negación y anulación de la lucha de clases. Sola la clase obrera desde sus organizaciones clasistas podrá revertir el estado de sobreexplotación actual al que el capital la somete.

Página 1 de 3