24 de Diciembre 2017

Sobre los resultados de las elecciones del 21D

Escrito por  Secretariado PCPE - CE PCPE
Valora este artículo
(0 votos)

Fracaso del gobierno de Rajoy en Cataluña. La crisis del capitalismo español se empantana, sin perspectiva de solución dentro del sistema El PCPE y el PCPC proponen un nuevo proyecto histórico en el estado español: la república socialista de carácter confederal

Descargar declaración

1.- Mariano Rajoy -el Gobierno del Partido Popular-, ha fracasado en su intento de doblegar la voluntad del pueblo de Catalunya, y ha quedado demostrado que no es capaz de dar una salida a la situación política creada y a la determinación del pueblo catalán de defender sus derechos nacionales. El resultado electoral es una victoria del pueblo de Catalunya –que ya demostró su capacidad de organización popular protegiendo las urnas antes y durante el 1 de Octubre- frente al gobierno ultraconservador y sus comparsas del 155 (Ciudadanos, PSOE). El fracaso del PP es un fracaso de su proyecto político para el Estado Español, es un fracaso, sobre todo, de su política opresora y explotadora, más allá de su pésimo resultado electoral como Partido al obtener solo tres diputados.

2.- Con estos resultados continúa la profunda crisis política del capitalismo español, pues estas Elecciones dejan clara constancia de la profunda división de intereses existente en el interior del bloque oligárquico-burgués español, entre la oligarquía centralista y sectores importantes de la burguesía catalana. Hoy ese bloque dominante tiene enormes dificultades para recuperar su unidad y para concretar una propuesta política que enfrente sus actuales dificultades con capacidad para abrir una perspectiva de solución a esa situación de crisis. Antes al contrario, esa crisis se encuentra en estos momentos en un callejón sin salida, con un claro cuestionamiento en amplias masas de su autoridad política, que afecta a su capacidad de gobierno, y que también se extiende a la monarquía de los Borbones cuando la propuesta republicana está situada en el centro de la lucha política en Catalunya como factor de unidad de una parte importante del pueblo.

3.- El PCPE y el PCPC, partiendo de la absoluta legitimidad de los resultados del 1 de Octubre, que apoyaron la proclamación de la República Catalana ante la imposibilidad de un acuerdo con el gobierno del Estado, debido a la existencia del régimen monárquico nacido en el 78 – y heredero del Franquismo, gracias a las renuncias firmadas por el eurocomunismo- que se apoya en la Constitución que no permite, ni permitirá, ninguna reforma que haga posible la convocatoria de un referéndum, ni consulta vinculante, que pueda cuestionar la unidad de España. Con los resultados electorales del 21 D las fuerzas partidarias de la República Catalana obtienen más legitimidad, al haber superado en votos los resultados del referéndum del 1 de Octubre, así como también han superado en esta ocasión a los votos expresamente contrarios a dicha República.

4.- El pueblo de Catalunya se posiciona y ratifica en la defensa de sus derechos nacionales. Con estos resultados quedan avalados los votos del referéndum del 1 de Octubre, que el gobierno de Rajoy reprimió violentamente. Con intervención policial y sin intervención policial el pueblo de Catalunya se ha expresado en los mismos términos. Y, en esta ocasión, con más razón al darse en una campaña electoral convocada desde la usurpación de las instituciones catalanas, con la aplicación de artículo 155, la detención de algunos de sus dirigentes políticos y la especial imposición de un estado policial. Los Partidos independentistas, pese a sus contradictorias manifestaciones, salen reforzados de esta batalla política. La importante afluencia electoral le da más peso todavía a su resultado electoral.

5.- La estrategia de creación de nuevos Partidos políticos de relevo -Ciudadanos y Podemos-, que se ha desarrollado por los centros intelectuales del poder en estos años, se muestra de gran utilidad y, con ello, el bloque dominante consigue amortiguar las más graves consecuencias de su crisis política. En esta ocasión ha sido el comodín de Ciudadanos, pero siempre está en la recámara la opción de Podemos para otras situaciones. Ciudadanos tendría que explicar el origen del cuantioso presupuesto gastado en esta

campaña electoral. Por otro lado hay que señalar que las posiciones ambiguas y las colaboracionistas han sido relegadas en una situación de confrontación entre los protagonistas principales, obteniendo unos resultados electorales a la baja.

6.- La posición del PCPC ante esta convocatoria, con el llamamiento a la abstención en unas elecciones ilegítimas que se celebraron en una situación de estado de excepción, ha sido expresión nuestra propuesta política de desbordar los límites impuestos por la dictadura del capital en el escenario del actual conflicto social. Y es un llamamiento a la clase obrera y a los sectores populares para impulsar un proyecto político propio, determinado por el poder obrero y la lucha por el socialismo; para que la clase obrera en ninguna ocasión camine detrás de su burguesía, que siempre defenderá un proyecto político imperialista en la UE y en la OTAN. La clase obrera catalana y los sectores populares han de tener claro que, ya sea dentro del actual Estado capitalista español o en una República Catalana dentro de las estructuras del imperialismo de la UE no tendrán soberanía, ni serán libres ni se les garantizarán sus derechos más básicos. La Unión Europea no es reformable ni humanizable, la UE es un proyecto de la oligarquía para ejercer su dictadura.

7.- Los resultados electorales ponen de manifiesto una alta politización del pueblo de Catalunya, en esta situación el Partido Comunista ha de entender esa situación, y la alta movilización social que la misma impulsa, como una oportunidad para –cambiando su rumbo- conducir ese proceso hacia posiciones clasistas de confrontación general con el sistema de dominación capitalista, con el régimen monárquico parlamentario, y hacia la lucha por la revolución socialista. El pueblo catalán ampliamente se ha enfrentado con determinación al artículo 155, esta experiencia es un punto de partida para elevar su lucha a objetivos políticos superiores, en el camino de su soberanía como clase.

8.- Hoy la lucha hay que continuarla, en Catalunya y en toda España, para que la derrota del gobierno de Rajoy, este 21D, sea un primer paso del bloque obrero y popular en la lucha por derrotar todas sus políticas contra la clase obrera, las privatizaciones, las reducciones de salarios, el recorte de las pensiones, la participación en la guerra imperialista, las criminales políticas migratorias, etc., que la burguesía catalana siempre apoyó. Hoy es necesario saber aprovechar este momento concreto, y levantar las banderas de unidad de la clase obrera y de los pueblos del Estado para cambiar la correlación de fuerzas y organizar el contraataque ante el bloque oligárquico-burgués. El derecho de Catalunya a la libre autodeterminación, y a expresar su voluntad en una convocatoria sin represión ni violencia, debe ser asumida por la clase obrera de todo el Estado de forma consecuente como un elemento de unidad de la clase, dando continuidad a las mejores tradiciones comunistas en nuestro país.

9.- El PCPE y el PCPC exigimos la inmediata suspensión de la aplicación del artículo 155 en Catalunya, la reposición de la legalidad en las instituciones catalanas, así como la puesta en libertad de todos los presos políticos y el sobreseimiento de todas las causas judiciales abiertas en relación a los hechos de los últimos meses.

10.- El PCPE y el PCPC hacen un llamamiento a la clase obrera catalana, y a la clase obrera de todo el Estado, a sumar sus fuerzas en defensa de un nuevo proyecto histórico: la República Socialista de carácter Confederal, como unión voluntaria de pueblos libres y soberanos, que garantice el libre ejercicio del derecho de autodeterminación por los pueblos y naciones del Estado -incluido el derecho a la independencia si así lo deciden-, y que liquide al viejo poder monárquico-burgués que oprime a la clase obrera y encarcela a los pueblos y naciones. Será en el camino hacia esa nueva forma del Estado donde la clase obrera podrá convertirse en clase hegemónica en el poder y liberarse de la actual opresión y explotación a que la somete la burguesía (tanto la centralista como la periférica), construyendo un futuro de libertad y justicia social.

 

AUTODETERMINACIÓN Y SOCIALISMO, TU LUCHA DECIDE

POR UN NUEVO PROYECTO HISTÓRICO, HACIA UN ESTADO QUE SEA UNIÓN VOLUNTARIA DE PUEBLOS LIBRES Y SOBERANOS

 

COMITÉ EXECUTÍU DEL PCPC

SECRETARIADO POLÍTICO DEL PCPE

Visto 841 veces Modificado por última vez en 24 de Diciembre 2017