Actualidad

El pueblo andaluz ha estado marcado por una prolongada historia de explotación y duras condiciones de vida. La riqueza producida por el pueblo, por su clase obrera, hombres y mujeres del trabajo, se la han apropiado siempre las clases parasitarias, tradicionalmente la aristocracia terrateniente, y ahora en la actualidad a ello se añaden los grandes monopolios internacionales, que se adueñan de las riquezas que producimos, al tiempo que destruyen nuestro territorio.

Esta Andalucía es concebida por el capitalismo español como balneario de Europa, con cuya actividad turística despótica invade y destruye nuestro litoral.

En la distribución internacional del trabajo a Andalucía le ha tocado, como siempre, la parte peor. La burguesía andaluza, siempre mirando hacia Madrid, no tiene ninguna propuesta de futuro para nuestro pueblo.

En las condiciones de capitalismo desarrollado, Andalucía mantiene de los más altos índices de paro y pobreza. La explotación del proletariado andaluz condena al pueblo a las más duras condiciones de vida.

La tierra andaluza es ofrecida por la burguesía española como territorio militar desde el que agredir a otros pueblos, principalmente de África y de Oriente Medio. Andalucía es un comodín de cambio en las estrategias agresivas de las potencias imperialistas.

Serán las trabajadoras y los trabajadores quienes construyan en Andalucía un futuro diferente, un nuevo proyecto histórico dirigido por el pueblo, por las trabajadoras y por los trabajadores, con soberanía, justicia social y paz.

Ese futuro no es posible dentro de la sociedad capitalista, violenta e injusta, que avanza hacia formas aún más extremas de la dictadura del capital, ante las dificultades crecientes que encuentra para superar sus cada vez más frecuentes crisis. No ha terminado la crisis que estalló en 2007, y ya están anunciando la nueva crisis que se nos viene encima.

En esta convocatoria electoral toda una serie de charlatanes y de enemigos del pueblo vendrán a pediros el voto, con todo tipo de promesas de un futuro idílico. Esas promesas, lo sabemos bien, son puro engaño. Una vez arrancado el voto Andalucía seguirá sufriendo la misma explotación, el mismo paro y las mismas condiciones de siempre en la vida del pueblo.

Las trabajadoras y los trabajadores de Andalucía tienen que romper con la historia de sufrimiento y violencia que pareciera una maldición histórica.

En el capitalismo las fuerzas productivas se han desarrollado de tal forma, con avances científicos tan extraordinarios, que hoy estas fuerzas productivas permitirían elevar las condiciones de vida de la mayoría social a niveles nunca conocidos. Pero eso no ocurrirá mientras perdure el sistema capitalista, que está organizado para que una minoría parasitaria se apropie de todo y para que la mayoría social quede siempre en la miseria.

Las propuestas reformistas de un capitalismo humano no son otra cosa que humo. El capitalismo es lo que es, una implacable y violenta dictadura del capital, y en el capitalismo solo se gobierna bajo las órdenes del capital financiero y de los grandes monopolios, que imponen su ley mediante el gobierno de turno.

Avanzar hacia el poder obrero y la sociedad socialista es el único camino con futuro para nuestro pueblo.

En el proceso de unidad comunista, que se dio en España en 1984 con el nacimiento del PCPE, surgió también el PCPA (1985) para dar respuesta a las condiciones particulares de este proceso de reagrupamiento en Andalucía.

Por eso en estas elecciones el PCPE presenta sus candidaturas del Partido Comunista del Pueblo Andaluz, para ofrecer una salida a la condena histórica de nuestro pueblo, para abrir un futuro de justicia social e igualdad, de cambio en el trabajo y en las condiciones de vida, de paz y solidaridad internacionalista entre los pueblos, de destrucción del patriarcado para lograr la igualdad de la mujer andaluza trabajadora. Para que este pueblo deje de ser un pueblo eternamente migrante, y a cuyas costas llegan hoy, en su desesperación, las migraciones que el capitalismo provoca con sus guerras de expolio y saqueo, y aquí les cierran sus fronteras.

Para organizar la lucha de cada día, para fortalecer las organizaciones obreras y populares en un gran Frente Obrero y Popular por el Socialismo, para que la clase obrera andaluza tenga un futuro, vota PCPA, vota PARTIDO COMUNISTA DEL PUEBLO ANDALUZ.

Carmelo Suárez. Secretario General del PCPE

El Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) expresa su rotunda condena a los nuevos ataques perpetrados por el estado sionista de Israel contra la franja de Gaza en los últimos días, después de que un comando miiltar israelí se introdujera de manera totalmente ilegal en Gaza para asesinar a un militante de Hamás. Como consecuencia de los bombardeos realizados por la aviación israelí han resultado asesinados 14 palestinos y han resultado heridas decenas de personas, además de provocar la destrucción de numerosas instalaciones y edificios civiles como complejos universitarios, canales de televisión, zonas agrícolas o zonas comerciales.

Este ataque es el último episodio de una política permanente de asedio y agresión contra la franja de Gaza, iniciada en 2007 con el bloqueo impuesto por Israel. Durante estos 11 años la población de Gaza ha tenido que soportar escasez crónica de combustible y electricidad, tasas de paro de cerca del 50%, contaminación del agua e infraestructuras devastadas, además de periódicos ataques e incursiones militares israelíes, que han provocado miles de muertos y decenas de miles de heridos, entre ellos los cerca de 2.500 palestinos asesinados por Israel en las protestas de 2014 (la inmensa mayoría civiles) o los más de 200 palestinos civiles asesinados en los últimos meses, después de que el 30 de marzo comenzasen las marchas exigiendo el retorno de los refugiados palestinos. Se trata, pues, de una política deliberada de genocidio y apartheid del estado de Israel contra Gaza.

Esta política agresiva y criminal se ha visto reforzada en los últimos años por el avance de la ultraderecha y el fascismo en muchos estados. La política del gobierno Trump de reconocer Jerusalén como capital de Israel (ahora avalada también por el ultraderechista nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro) es la expresión del apoyo del imperialismo estadounidense y sus satélites (principalmente la UE) a la políticas israelíes de exterminio , un ejemplo de complicidad silenciosa es la actitud del estado español , que con sus distintos gobiernos, siempre se ha manifestado cínicamente, al expresar de forma permanente y retórica llamamientos a la calma, y continuar sus relaciones preferenciales con el estado sionista de Israel, formando parte de las llamadas políticas aliadas, que en la práctica son los planes de dominación de Oriente Medio que incluyen guerras como la de Siria o Yemen y la financiación y apoyo a grupos integristas.

El fascismo, como ya sucedió en otras épocas históricas y pese a su retórica patriótica, se manifiesta como un firme aliado del Imperialismo.

El PCPE hace un llamamiento a todas las fuerzas antiimperialistas, progresistas y revolucionarias a avanzar en la creación de un Frente Mundial Antiimperialista y Antifascista. La unidad de la clase obrera y los pueblos del mundo es imprescindible para frenar y derrotar las criminales políticas imperialistas.

El PCPE reconoce el derecho del pueblo palestino a la resistencia en todas sus formas, incluida la resistencia armada, contra la ocupación de su tierra y contra los ataques terroristas del Ejército israelí. Igualmente, el PCPE exige el fin del bloqueo y otras políticas de apartheid contra la franja de Gaza y expresa su total apoyo a la reivindicación palestina de retorno de los millones de palestinos expulsados de su tierra y convertidos en refugiados desde 1948.

¡¡¡¡PALESTINA VENCERÁ¡¡¡¡

Desde el Secretariado Político del PCPE denunciamos ante la clase obrera y el pueblo las declaraciones realizadas por el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, defendiendo lo expresado días antes por la patronal de las autopistas, Seopan. Ven peligrar sus beneficios al finalizar varias de sus concesiones, añadiendo más kilómetros gratuitos de autopistas y autovías a la red viaria española y se ponen en pie de guerra para defender sus intereses. El estado burgués pretende que las autovías construidas con la plusvalía arrancada a la clase obrera sean de nuevo pagadas por ella.

Afirma que su mantenimiento, de 11.000 millones de € anuales, es inasumible y que por ello han de introducirse peajes. Sin embargo solamente con el fraude fiscal detectado, cometido casi en exclusiva por la burguesía, se pierden anualmente 26.000 millones de € según el Consejo General de Economistas, eso sin contar el bajísimo impuesto de sociedades que pagan las empresas en España.

Todo esto mientras que el estado ha regalado a la banca más de 60.000 millones de € del rescate bancario, y entre 800 y 1.000 millones de € a las mismas empresas concesionarias de las autopistas por los rescates del año pasado de autopistas en quiebra.

Como la organización revolucionaria de la clase obrera que somos, denunciamos que el estado burgués español sirve a la oligarquía. Y que más allá de simples migajas, como la mísera subida del SMI, en las decisiones importantes de la vida económica del país vela celosamente por los intereses de la gran empresa y la banca. Una vez más queda demostrado que dentro del capitalismo el estado únicamente sirve para transferir mediante leyes y decretos las rentas de la clase obrera hacia el capital y para reprimir a quien se opone a ese robo generalizado a la clase obrera y al pueblo.

Sólo en el socialismo en que la clase obrera y el pueblo construyen y dirigen su propio estado desaparecerán éstos abusos, sólo en el socialismo los grandes sectores estratégicos pertenecen a quienes los levantan con su trabajo y no a quienes roban y parasitan el trabajo de la inmensa mayoría la población.

¡NO AL REPAGO DE LAS AUTOVÍAS! ¡POR LA NACIONALIZACIÓN SIN COMPENSACIÓN DE TODA LA RED VIARIA, LA BANCA Y LOS GRANDES MEDIOS DE PRODUCCIÓN!¡POR EL SOCIALISMO! ¡TU LUCHA DECIDE!

El Secretariado Político del Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) y su Secretario General, Carmelo Suárez, ante la victoria de las fuerzas reaccionarias y fascistas, encabezadas por el candidato Bolsonaro, en las elecciones presidenciales celebradas en Brasil el pasado 28 de octubre, emite el siguiente comunicado:

• La imposibilidad del Capital para superar las grandes contradicciones del sistema capitalista que su crisis general y estructural que estalla en el 2007 está generando un proceso de agudización de la lucha de clases.
• Esta situación está conduciendo a que la oligarquía internacional supere los propios límites que su “formal democracia” impone en determinados espacios y estados.
• La “formalidad burguesa” instalada desde la Segunda Guerra Mundial, ya no puede ofrecer unas mínimas condiciones de supervivencia a un amplio porcentaje de las grandes mayorías sociales que representan la clase obrera y los sectores populares.
• En esta última y senil etapa del capitalismo que representa el imperialismo, aparecen los elementos más característicos de la fase excepcional de dominación que representa el fascismo.
• Guerras imperialistas, odio, violencia, privatizaciones, quiebra de derechos laborales y sociales, racismo, homofobia, sexismo, maximalización patriarcal etc., son elementos permanentes en los discursos difundidos por los medios de propaganda del sistema (prensa, radio, tv, y hasta redes sociales) que encuentran eco y receptividad en amplios sectores populares inconscientes, que no consiguen superar sus hasta miserables condiciones de vida.
• La utilización de métodos y técnicas de manipulación de masas que introducen mensajes directos y subliminales en la conciencia colectiva de las masas, que actúan mecánicamente a estímulos concretos lanzados por los “mass media”, las redes sociales y el “Big data”, facilitan fenómenos como la elección de Bolsonaro.
• Las formulaciones clásicas de la socialdemocracia y el reformismo han coexistido en la fase expansiva del capitalismo con las “células durmientes del fascismo” para facilitar, incluso, la acumulación y centralización del capital, pero, agotada su “gestión”, ocasiona que: “La Bestia parda haya despertado”
• En este contexto, la popularización a través de una fuerte propaganda con muchos medios y financiación del imperialismo y la oligarquía internacional de personajes “protofascistas” (por su carácter y discurso primitivos) como Bolsonaro, encajan perfectamente en la planificada dominación de la burguesía internacional.
• Semejantes personajes han tenido protagonismo en economías capitalistas menos desarrolladas (Hungría, Polonia, repúblicas bálticas), pero la aparición en países como Brasil, miembro de los BRICS, y hace unos meses en el propio centro del Imperialismo (Trump), demuestran que su fase de dominación excepcional, como es el fascismo, es un terreno que ya están sembrando y, por tanto, requiere una respuesta organizada de carácter internacionalista para detener primero, y aplastarla después, para impedir la barbarie del Capital.

El PCPE, finalmente, se adhiere con otras organizaciones comunistas que están expresando los mismos análisis y diagnósticos, y transmite la obligación y responsabilidad histórica que las organizaciones comunistas tienen, para conformar un Frente Mundial Antiimperialista y Antifascista que catapulte a la clase obrera y sectores populares aliados en el camino hacia el Socialismo, único sistema capaz de garantizar la Paz y el desarrollo de la Humanidad.

A 30 d de octubre de 2018
SECRETARIADO POLITICO DEL CC DEL PCPE

Contrariamente a lo que los voceros del sistema difunden, la carrera de armamentos y las maniobras militares no pueden ser entendidas como elementos persuasivos para el mantenimiento de la paz. El imperialismo yanqui y sus aliados, a través de la OTAN como su brazo armado, están en guerra permanente y lo manifiestan de manera cruel contra los pueblos que no disponen de suficiente capacidad militar defensiva, y en forma más diluida con el resto de las potencias con las que compiten por la hegemonía.

El PCPE denuncia como un acto de guerra más, las maniobras militares llamadas “Trident Juncture 2018” que la OTAN va a realizar en Noruega entre el 25 de octubre y el 7 de noviembre con la participación de 50.000 soldados, y que se realizan en el marco de asedio en la zona septentrional europea contra Rusia.

La propaganda imperialista se jacta de que estas maniobras son el mayor ejercicio de la OTAN desde el final de la etapa denomina de la “Guerra Fría”, y el PCPE denuncia que estas maniobras se enmarcan en la crisis general y estructural del capitalismo, incapaz de resolverla por métodos pacíficos y en el marco del desarrollo económico que la ciencia y la tecnología pueden poner a disposición del proceso productivo para mejorar las condiciones de vida de las amplias masas explotadas de la humanidad. Son, por tanto, otra vuelta de tuerca más en la respuesta violenta del capitalismo hundido en sus propias contradicciones.

El PCPE denuncia que no son casuales las coincidencias que se producen en la enloquecida carrera belicista. El anuncio por parte de EE.UU. de abandonar el Tratado de Eliminación de Corto y Medio Alcance (INF), la presencia del ejército de EE.UU. en el sur de Siria, la guerra de los aranceles lanzada por Trump, y estas maniobras militares, son expresiones de la guerra imperialista que muestran su faz más criminal.

El PCPE denuncia nuevamente la participación activa del estado español a través de la contribución de 2.000 militares y otros medios materiales, colocándose nuevamente su gobierno (en este caso del PSOE) y las instituciones del régimen monárquico-burgués como actores importantes en la dinámica de la guerra. Esta participación así como el actual debate de la venta de armas a Arabia Saudí, muestran el ADN del régimen de la Constitución de 1978, que siempre se alinea con los opresores contra los oprimidos.

El PCPE hace un llamamiento para fortalecer, organizar y participar en un movimiento antiimperialista también en los espacios de los propios países agresores, para confrontar con los “Señores de la Guerra” y sus instrumentos y organizaciones como la OTAN, para luchar por la Paz y el desarrollo de una sociedad justa que sólo los hombres y las mujeres libres pueden crear, erradicando el hambre, la pobreza, la desigualdad, la explotación y todas las formas denigrantes de dominación de unos pocos contra la inmensa  mayoría de la humanidad.

Por la salida de España de la OTAN y el desmantelamiento de las bases yanquis.

¡¡OTAN NO, BASES FUERA!!

A 25 de octubre de 2018

Secretariado Político del PCPE

El 28 de octubre de 1938, en la Diagonal de Barcelona más de 200.000 personas se reunieron para despedir a los voluntarios y voluntarias internacionales que vinieron a luchar contra el fascismo en España.

Durante la Guerra Nacional Revolucionaria, más de 40.000 hombres y mujeres de 53 países, agrupados en las Brigadas Internacionales, vinieron a España a luchar contra el fascismo y en defensa de la II República Española. Más de 9.000 de ellos y de ellas dejaron sus vidas en las tierras de España. Claro ejemplo de solidaridad internacionalista y antifascista nunca dado en la historia que sigue vigente en nuestra memoria revolucionaria que tiene que servirnos como  referente del Internacionalismo en la etapa actual de la lucha contra el fascismo emergente.

Es un deber de memoria de la clase obrera el reconocimiento y rescate del olvido de todos estos luchadores y luchadoras antifascistas, recogiendo las palabras de Dolores Ibárruri pronunciadas en el Homenaje de despedida en Barcelona donde decía: “…. hablad a vuestros hijos; habladles de estos hombres de las Brigadas Internacionales. Contadles cómo, atravesando mares y montañas …. llegaron a vuestra patria, como cruzados de la libertad, a luchar y morir por la libertad y la independencia de España, amenazadas por el fascismo alemán e italiano. Lo abandonaron todo: cariños, patria, hogar, fortuna, madre, mujer, hermanos, hijos… y vinieron a nosotros a decirnos: ¡Aquí estamos!; vuestra causa, la causa de España, es nuestra misma causa….”.

Estos hombres y mujeres vieron en la resistencia de la clase obrera española ante el golpe de estado del 18 de julio de 1936 un claro exponente de lucha contra el fascismo entonces emergente en Europa, que tras el apoyo e intervención directa de Italia y Alemania en apoyo a los golpistas fascistas, los obreros y obreras más avanzados y sus organizaciones populares, sindicales  y partidos obreros y comunistas entendieron el significado de la lucha en España, una lucha nacional de las fuerzas populares y obreras que en realidad era también  una lucha mundial contra el fascismo.

En el surgimiento y creación de las Brigadas Internacionales  fue un factor decisivo las políticas y posiciones ante el fascismo de los comunistas españoles y el movimiento comunista internacional, reflejadas en las directrices y esfuerzos organizativos de la Internacional Comunista, agrupando a todos y a todas las voluntarias y voluntarios internacionales antifascistas en unidades especiales de combate: las Brigadas Internacionales.

Tras la reunión de la Internacional Comunista celebrada en Moscú en septiembre de 1936 se comienza a desarrollar toda una política de solidaridad internacionalista en la lucha contra el fascismo, donde los partidos comunistas se comprometieron a reclutar voluntarios para luchar junto a los republicanos españoles. Inmediatamente, las diversas sedes de partidos comunistas de Europa, EE.UU., Canadá y el Reino Unido principalmente, reciben el encargo de organizar campañas antifascistas atrayendo a jóvenes de izquierdas como voluntarios con el fin de luchar a favor del gobierno republicano y contra el fascismo. La respuesta superó todas le expectativas iniciales con la creación en diversas partes de Europa y América principalmente de los primeros centros de reclutamiento.  Las Brigadas Internacionales fueron obra casi exclusiva de la Internacional Comunista, donde jugaron un gran papel militar y político como ejemplo de lucha y compromiso con la República Española.

Destacar la importante ayuda y apoyo de la Unión Soviética a la República, siendo el único Estado que ayudó realmente a la República haciendo realidad el principio comunista del Internacionalismo proletario. Un ejemplo entre otros lo tenemos en la ayuda de suministro de armamento a la República, donde es llevado a cabo en un 99% por las secciones de la Komintern y el papel de la Internacional Comunista en el alistamiento de voluntarios extranjeros que daría lugar a la creación de las Brigadas Internacionales. Otro de los países que junto a la URSS también mostró un gran apoyo y solidaridad con la República y la posterior etapa del exilio de miles de republicanos y republicanas fue el México del general Lázaro Cárdenas, a quién se le concedió décadas después el premio Lenin de la Paz.

Destacar también que las múltiples formas de solidaridad y ayuda internacional con la república Española con la creación de Comités de ayuda tanto nacionales como internacionales fueron obra en su mayoría por iniciativas de los partidos comunistas.

Por ello los y las comunistas del PCPE y la Juventud del PCPE reivindicamos ese espíritu de lucha antifascista y de compromiso del cual nos dieron ejemplo esos hombres y mujeres que lucharon en nuestra tierra por la libertad y contra el fascismo, defendiendo la República Española , muchos de ellos caídos en España y otros muchos siguiendo luchando hasta los últimos días de su vida en sus países de origen y otros frentes internacionales.

Reivindicamos la memoria y principios del Internacionalismo Proletario y del antifascismo como arma de lucha que nos sirva en la etapa actual en la batalla contra el capitalismo y el fascismo y por la construcción del Socialismo.

HONOR Y GLORIA A LAS BRIGADAS INTERNACIONALES

POR LA REPÚBLICA SOCIALISTA

LA LUCHA CONTINÚA.

25 de Octubre, Secretaría de Memoria Histórica del PCPE

La lucha por el aborto libre sigue vigente hoy, dado que persisten multitud de países donde el aborto es ilegal o muy restringido, como se constató recientemente en Argentina. Cada año se producen 55,7 millones de abortos en el mundo, un 45% de los cuales se realiza sin garantías de seguridad.

En el estado español, la vigente Ley de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) mantiene multitud de deficiencias en su desarrollo y aplicación. El anterior gobierno socialdemócrata no la dotó de presupuesto y la dejo sin contenido real, y el PP ahondó en esa política dando apoyo a las organizaciones provida, e incluso planteó una reforma pretendiendo volver a 1985 con la ley de supuestos, proyecto que el actual líder del PP, Pablo Casado, quiere rescatar.

No está asegurada la realización de la IVE en la sanidad pública, no se garantiza a las mujeres que sobrepasan las 14 semanas, existe una clara desprotección de mujeres jóvenes, migrantes y de las que se encuentran en extrema vulnerabilidad, como las mujeres víctimas de violencia de género.

Hay propuestas, más allá del IVE, relacionadas con la salud sexual y reproductiva, que no se han materializado en políticas generales ni en proyectos sanitarios o educativos. Han desaparecido los servicios de atención e información sexual, consultas jóvenes, centros de planificación familiar, etc. La educación afectiva-sexual ha desaparecido de los currículos educativos, tiene escasísimos recursos en proyectos puntuales autonómicos y locales, y eso provoca el avance de las actitudes machistas entre la juventud.

Los métodos anticonceptivos están prácticamente fuera de la sanidad pública, los preservativos siempre, DIU o parches hormonales sólo algunos modelos y las pastillas anticonceptivas de última generación, más demandadas, han sido recientemente excluidas de la Seguridad Social. Estas medidas objetivamente afectan a las trabajadoras que sufren en mayor medida los recortes y las políticas antisociales del capitalismo español.

El 90% de interrupciones de embarazos (IVE) se llevan a cabo en centros privados en nuestro país. En el capitalismo el aborto es un negocio más, la privada siempre está dispuesta a atender a las mujeres de alto nivel socioeconómico, para interrumpir el embarazo, sin condiciones, sin plazos, ni preguntas; mientras las mujeres de las capas populares deben enfrentar la decisión de llevar a término un embarazo no deseado o arriesgar sus vidas en un aborto inseguro e ilegal.

La defensa del derecho al aborto libre y gratuito, en la sanidad pública y sin objeción de conciencia, constituye la verdadera garantía del respeto a los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, pues lo que sigue estando en juego es la libertad de las mujeres, especialmente de las trabajadoras, respecto de su cuerpo, de su maternidad y de su vida.

Las mujeres nos enfrentamos en la sanidad pública, a una carrera de obstáculos para ejercer un derecho que nos corresponde. Y es esto lo que constituye un trato indigno en el acceso al aborto. El aborto será digno cuando todas las mujeres que decidan abortar reciban un trato respetuoso durante todo el proceso, sin discriminación, con plena autonomía y con información veraz por parte de los servicios públicos de salud. Hasta que esto suceda, se seguirá vulnerando por parte del Estado el derecho a un aborto digno.

El derecho al Aborto se ha conseguido gracias a la lucha incesante de las mujeres, y ahí hemos estado las comunistas y los comunistas del PCPE. Y ahí seguimos luchando. Derecho al Aborto Libre, lo reivindicamos en la calle, en las fábricas, en centros de estudios y trabajo, en pueblos y barrios, porque no estamos por la defensa de la ley actual, sino que queremos que el Aborto salga del código penal, y que se doten a las políticas públicas de los recursos necesarios para garantizar efectivamente un Aborto libre, seguro y gratuito.

¡NO SOMOS APARATOS REPRODUCTIVOS AL SERVICIO DEL CAPITAL!
¡PARIR ES UN DERECHO, NO UNA IMPOSICIÓN!
¡POR UN ABORTO LIBRE, SEGURO, GRATUITO Y EN LA SANIDAD PÚBLICA!

14 de Septiembre 2018

No con nuestro trabajo

Escrito por

El Secretariado Político del Comité Central del Partido Comunista de los Pueblos de España, denuncia con contundencia la aceptación por una parte del movimiento obrero de nuestro país de la falsa dicotomía bombas o paro que a diario nos hace el Capital y que en los últimos días ha sido actualidad a cuenta del contrato de unas fragatas de guerra para la marina saudí. Los trabajadores y trabajadoras no podemos permitir que con nuestro trabajo se mate a nuestro hermanos y hermanas de clase como hace a diario el ejército de la tiranía saudí con el pueblo yemení.

Ellos, los capitalistas y su Estado burgués gestionado por los partidos del sistema no dudarán jamás en hacer negocio con la muerte de inocentes. Hoy es Yemen la noticia, pero también lo es Siria, Palestina, Libia y tantos y tantos países donde las armas fabricadas por el capital asesinan a diario a miles de personas inocentes. Nosotros/as, no, nuestra clase es diferente y se fundamenta en el Internacionalismo y la lucha por la Paz como factores intrínsecos a nuestra realidad. Cuando luchamos con conciencia de nuestras necesidades, no solo no nos dividen las fronteras, sino que nos une la posición en la producción y la necesidad de vender nuestra fuerza de trabajo a diario a quienes nos explotan aquí o allá.

Queremos trabajo con derechos, pero ni podremos aceptar nunca que nuestro sudor se manche con la sangre de inocentes, ni aceptaremos jamás que se nos utilice como ariete de las necesidades del complejo militar industrial. Si así lo hiciéramos seríamos como aquellos que antes de mandar a sus hijos a matar y a morir a la guerra, se felicitaban por los miles de puestos de trabajo que la fabricación de armamento generaba en el III Reich.

Exijamos trabajo, defendamos la industria naval, luchemos para que se invierta en ella y se asegure la carga de trabajo, pero hagámoslo ofreciendo nuestra capacidad de trabajo y conocimientos para la fabricación de buques civiles. Ese es nuestro deber como trabajadores y trabajadoras y así se lo debemos exigir cada día a los directivos de Navantia y al Estado. Ahí siempre estará el PCPE con los trabajadores.

Pero nuestro deber como Partido Comunista, es denunciar y combatir ideológicamente los errores que nos desvían de la defensa de nuestros intereses de clase y nos ponen al servicio de los capitalistas y, en esta ocasión no podemos dejar de denunciar las declaraciones y comunicados que la Sección Sindical de CCOO en Navantia (https://ccoonavantiasanfernando.blogspot.com/ ) y muchos oportunista con reciente pasado antimilitarista como el alcalde de Cádiz, han realizado a favor de la fabricación de armamento para vendérselo al genocida régimen Saudí.

Estos oportunistas, hoy en los gobiernos y parlamentos, defienden sin titubear los intereses de don dinero, éstos que nunca tuvieron ni tendrán proyecto político que resuelva la situación de la clase obrera, que solo intervienen en función de sus intereses particulares y las necesidades de la banca y la gran industria, en este caso actúan como mercenarios a favor de involucrar la industria naval en el negocio de la guerra. Son igual que la vieja socialdemocracia del PSOE que tras meternos en la OTAN, mantener las bases militares yanquis e involucrarnos en la actualidad en 18 misiones militares en 4 continentes con la presencia de 2.900 militares y guardias civiles, ha sido incapaz de mantener ni dos semanas una posición de dignidad frente al complejo militar-industrial.

La clase obrera no podemos dejarnos chantajear por los gestores del capital, cuando nos dan elegir entre asesinato y trabajo. Nuestra apuesta siempre será por la unidad universal de los trabajadores y trabajadoras en contra de la guerra.

Es obligación del estado garantizar el trabajo de la clase obrera, pero el capital solo lo asegura cuando recoge pingües beneficios. Hoy fabrican armamento con el que someter a la clase obrera, mañana abandonarán las fábricas y astilleros para situar sus intereses en otro lugar; en el capitalismo no hay garantía de continuidad laboral.

El capitalismo como viene haciendo históricamente nos usará como mano de obra industrial o bélica según sus intereses. Los políticos al servicio de éste nos harán creer que defiende nuestros intereses de clase, mientras lo que están haciendo es defender los intereses del capital industrial-financiero.

Para la clase obrera las guerras de rapiña del capital no nos son ajenas ni distantes, el capitalismo no tardará en trasladar estos escenarios bélicos a cualquier lugar en el que peligre sus intereses. No olvidemos Yugoslavia, Somalia, Ucrania, Libia, Siria, pero tampoco las guerras mundiales y la guerra impuesta por la burguesía española al pueblo español en 1936.

La clase obrera no podemos dejarnos arrastrar por los intereses de la clase capitalista, nuestras migajas son sus suculentos beneficios, debemos luchar por una mejora real en nuestras condiciones laborales, mejoras que garanticen un empleo digno que no esté sujeto a las oscilaciones e intereses de los mercados del capital.

¡¡¡SOCIALISMO O BARBARIE!!!

¡¡¡ TU LUCHA DECIDE!!!

Secretariado Político del PCPE. Septiembre de 2018.

Ante la detención del compañero y amigo Willy Toledo, el Secretariado Político del PCPE, exige su inmediata libertad sin cargo alguno y muestra su más absoluta solidaridad con el acto de dignidad que expresa su negativa a presentarse voluntariamente a declarar en la causa que la justicia burguesa española, a instancias de la ultrarreaccionaria Asociación Española de Abogados Cristianos, ha iniciado contra él.

Con su acto de rebeldía, Willy Toledo alcanza la dignidad que solo se logra cuando recorremos la resistencia contra la injusticia y la explotación. Así se ha escrito la historia de la Humanidad y el gesto del compañero es un paso más en el camino hacia nuestra definitiva liberación como clase y como pueblo.

España sigue siendo campo fértil para el avance y la proliferación de las ideas sectarias que propugna la Iglesia Católica. El nacional catolicismo franquista confirmado en la Constitución del 78, revalidado en el Concordato con el Vaticano e interpretado en la permanente connivencia entre Estado e Iglesia, hace que, contra todo imperio de la razón, la convivencia entre iguales y la inteligencia, permanezca en el Código Penal el delito de blasfemia. Monarquía, Iglesia y caciques de todo pelaje con cilicio y acciones del Ibex 35, son la expresión viva más evidente de lo mas rancio de esta España de explotadores con relicario que necesitamos destruir para empezar a ser un pueblo culto y libre.

Que sirva la lucha del compañero para acabar con la represión sistemática que se ejerce contra quienes luchan y defienden sus derechos; organicemos la lucha por la libertad de todos los presos y presas políticas. El pensamiento no delinque y la libertad de expresión es un derecho humano básico e irrenunciable.

CONTRA LA REPRESIÓN, NI UN PASO ATRÁS.

NO PASARÁN

Secretariado Político del PCPE

La exhumación del fascista asesino Francisco Franco, 43 años después, no resuelve la estafa de la Primera Transición ni legitima a la dictadura del capital en España bajo su actual forma de monarquía parlamentaria.

El gobierno de Pedro Sánchez pretende legitimarse en su calidad democrática con la exhumación del cadáver de Francisco Franco, retirándolo del Valle de los caídos, y trasladándolo “a un lugar digno”. Ese “digno” solo se debería interpretar como “digno de un golpista asesino”, si  es que hablamos de democracia.

Esta iniciativa del gobierno socialdemócrata-liberal responde también a una finalidad de mayor alcance, colocándola simbólicamente como la escenificación del fin de la Primera Transición y, con esto, adentrar el poder de la burguesía española en un nuevo escenario de estabilidad; estabilidad que ya no le aporta esa maltrecha Transición iniciada, precisamente, a la muerte del criminal dictador que regó de sangre todos los pueblos de este país.

El engaño de esa Primera Transición, una vez más, se ha puesto de manifiesto en estos días, al hilo de la decisión del gobierno. Altos mandos de los ejércitos expresan su incondicional apoyo a los crímenes cometidos por Francisco Franco, y lo reivindican por ello. Varios cientos lo han hecho públicamente y otros lo hacen en privado para evitarse algunos inconvenientes. La Fundación Franco, financiada generosamente con fondos públicos, se opone a la retirada de la momia. La derecha política clásica (PP y Cs) hace equilibrios para disimular su apoyo a esa dictadura anterior, más por conveniencia de cálculo electoral que por convicciones democráticas, que no tienen. La monarquía autista, a ver si nadie le pide responsabilidades. Y la Iglesia católica, colaborador necesario en los crímenes cometidos, opta por un hipócrita silencio, mientras sigue poniendo todo tipo de dificultades para la exhumación de víctimas enterradas en ese mismo lugar, o admite enterramientos como el del sanguinario Queipo de Llano en la iglesia de la Macarena.

La decisión del gobierno Sánchez de ninguna manera se puede considerar el cierre de una injusticia histórica, o un antídoto de la estafa de la Primera Transición. Esta es otra estafa política, que, una vez más, cuenta de forma útil con la participación de la socialdemocracia histórica, arrastrando también el apoyo de la nueva socialdemocracia de Pablo Iglesias, para mayor abundamiento.

El cierre de esa etapa histórica exige una serie de medidas que ni este gobierno, ni ningún otro que se dé bajo la dominación de la violenta burguesía española, llevará a cabo.

-La eliminación total y completa de toda exaltación del franquismo y sus crímenes, en cualquier lugar público, libros de texto, o cualquier otra referencia social.

-Eliminación total de todo monumento o nombre de lugares públicos que exaltan al franquismo y a sus sicarios.

-La depuración de los ejércitos y cuerpos de policía de todos los elementos franquistas, o partícipes en la represión en ese período.

-Apertura de juicio y depuración de responsabilidades a todos los responsables de torturas y crímenes durante la dictadura de Franco y los llamados años de la Transición, que sigan vivos.

-Recuperación de todas las víctimas (140.000), que están fosas comunes, pozos y cunetas, con entrega a sus familiares y/o enterramiento digno

-La anulación de todos los juicios del franquismo, y la rehabilitación de todas sus víctimas.

-La instauración de una fecha de homenaje anual a quienes defendieron la II República y dieron la vida en defensa de la misma y en la lucha contra el fascismo, como fiesta nacional que sustituya a la actual del 6 de diciembre.

El gobierno de Pedro Sánchez, que no abordará este conjunto de medidas, no está haciendo otra cosa que limpiar la imagen de la criminal burguesía española que pasa por una profunda crisis de su sistema de dominación y de su legitimación social, y que no dudaría en repetir hoy sus crímenes de ayer si el ascenso de las luchas de la clase obrera la situara en una posición de debilidad en el escenario de la lucha de clases. En esta operación se trata, también y una vez más, de salvar a la obsoleta y decante monarquía de los Borbones.

Frente al engaño y la manipulación que hace este gobierno, que no tiene otra finalidad que perpetuar y estabilizar a la dictadura del capital en una nueva fase de su antisocial poder, reivindicamos la continuidad de la línea histórica de la lucha de la clase obrera y de los pueblos del Estado por la construcción de un nuevo proyecto histórico para este país, como patria republicana y socialista que reconozca la condición plurinacional de nuestra realidad. Ese será el mejor homenaje a las víctimas de la barbarie franquista, continuar su lucha.

Carmelo Suárez

Secretario General del PCPE

Página 2 de 5