Siria: ¿La historia se repite?

 

El ataque lanzado por los EEUU en la madrugada de hoy contra una base siria, como respuesta a una supuesta utilización de armas químicas por parte del ejército sirio, nos hacen recordar necesariamente los mismos espurios pretextos que se utilizaron en el 2003 cuando atacaron Irak, con la complicidad y colaboración directa del gobierno inglés y español y el apoyo de los demás gobiernos burgueses del orbe, las llamadas "naciones civilizadas".

Ante la acusación lanzada, en primer lugar, por los medios informativos al servicio del imperialismo, como parte de la brutal campaña de intoxicación pública que vienen realizando de continuo y sostenida por sus distintos gobiernos, cabe plantear algunas cuestiones:

Imputan al gobierno sirio haber utilizado armas químicas en un bombardeo sobre Jan Sheijun (Siria) el pasado martes. Pues bien, además de las declaraciones del gobierno sirio, negando ser los responsables de este hecho, existe la notable evidencia de que, tanto la ONU como la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), dieron por desmantelado el arsenal que, de este tipo de armas, poseía Siria, en el 2014, luego que este país se adhiriera a la Convención para la Prohibición de Armas Químicas en el 2013 y aceptase en septiembre de ese mismo año su destrucción bajo la supervisión de la OPAQ y ONU. Difícilmente podemos aceptar ahora esta versión que se nos da por parte de quienes hasta el momento han venido atacando al pueblo sirio y su legítimo gobierno y que, una vez más, repiten los falaces argumentos que han venido utilizando como pretexto para agredir a países sobre los cuales quieren establecer su criminal dominio. Además, ¿a quién puede beneficiar este ataque con armas químicas? A Siria seguro que no, pues en estos momentos lleva la iniciativa en la guerra contra los terroristas y sería lo que menos le conviene, ya que se pondría en contra a todo el mundo con un acto de este tipo. Sin duda, sí beneficia a los terroristas del ISIS y "rebeldes", a quienes cualquier ataque al ejército sirio les viene muy bien y les puede ayudar a salir del atolladero en que actualmente se encuentran.

Por otro lado, es necesario resaltar que los dos buques desde donde se han lanzado hasta 59 misiles de crucero, los destructores USS Ross y USS Porter, tienen su base en Rota y que forman parte del "escudo antimisiles" de los EEUU. Estos barcos ya llevaban varios días en la zona desde donde han lanzado su ataque, otro dato más que viene a confirmar que el ataque estaba ya planeado desde mucho antes. La gravedad del ataque perpetrado contra un país soberano que mantiene una feroz lucha contra las hordas terroristas financiadas precisamente por los EEUU, Israel y otras potencias imperialistas, cobra mayor relevancia, si cabe, por el hecho de que Rota se convierte, una vez más, en plataforma desde donde el imperialismo norteamericano lanza sus criminales ataques.

Este hecho pone a Rota y a toda las poblaciones circundantes en una situación de alto riesgo, dado que cualquier represalia al ataque de hoy, la incluyen prioritariamente, sin lugar a dudas, dentro de los objetivos militares susceptibles de ataque e involucrando abiertamente al estado español en una guerra de carácter imperialista, y cuyo gobierno no ha tardado nada en mostrar su apoyo a la agresión yanqui, como corresponde a todo buen lacayo.

El PCPE viene denunciando insistentemente el uso agresor que tienen las bases de Rota, Morón y otras existentes en el estado español, así como el riesgo que suponen las mismas para la seguridad de las poblaciones donde se asientan. Por ello exigimos la inmediata retirada de las fuerzas extranjeras, así como la salida de la estructura militar imperialista de la OTAN.

De igual forma, el PCPE manifiesta su solidaridad con el pueblo sirio y su legitimo gobierno, que hace seis años viene sufriendo una guerra cruel e injusta impuesta por los intereses imperialistas. Hacemos haciendo un llamamiento a la clase obrera y demás sectores populares del estado español a mostrar su más enérgica repulsa a los ataques llevados a cabo contra esta nación soberana mediante un amplio movimiento de protestas y movilizaciones que exijan el cese inmediato de esta guerra de rapiña y saqueo por parte de los EEUU y sus aliados, generando un amplio frente internacionalista y antiimperialista para ayudar a que el pueblo sirio recupere la paz y su soberanía.