19 de Febrero 2016

Comunicado del PCPE y CJC en solidaridad obrera con el encierro de los y las trabajadoras de Maya

El Partido Comunista del Pueblo Canario (PCPC) y los Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC) queremos expresar nuestro más absoluto apoyo y colaboración con los y las trabajadores y trabajadoras de la empresa Maya que en el día 12 de febrero del 2016, se han encerrado en la sede de los Grandes Almacenes, cita en la c/ Juan Manuel Durán nº 26

Que a esta plantilla se le deben más de 4 meses de salario y que ha estado soportando toda clase de maniobras sucias por parte de la familia Bharwani, uno de los tantos grupos de la clase empresarial parasitaria que vive a cuerpo de rey en nuestra tierra.

Sabemos que esta es una lucha larga, que lleva más de dos años desarrollándose en la calle y en los tribunales donde, la gran mayoría de la plantilla ha demostrado de forma ejemplar y heroica que no se doblegan al intereses empresariales por muchas maniobras represiva y coercitiva que utilice. Con su unidad y lucha han ido ganando batalla tras batalla tumbándoles el ERE extintivo que la propia justicia burguesa no ha tenido más remedio que rechazar ante la evidencia del abuso cometido.

Que a pesar de todo esto, y como muestra de que las leyes están hechas para garantizar la explotación de la clase burguesa, se le ha permitido a esta empresa de los explotadores Bharwani reincorporar a los trabajadores y trabajadoras incluidos en el ERE sin pagarles el salario, al mismo tiempo que se les impide cobrar el paro, tratando de doblegarles a través de la asfixia económica.

El PCPC y los CJC reconocemos, admiramos y saludamos el espíritu combativo de los y las trabajadoras de Maya, ejemplo a seguir por el pueblo trabajador canario. Su firmeza ha demostrado que no van a dar su brazo a torcer y tienen claro que la lucha es hasta la victoria.

Por todo ello, el PCPC y los CJC, animamos a todos los colectivos obreros, organizaciones sindicales y populares, y a toda la clase trabajadora en general, a manifestar su solidaridad y sumarse a esta lucha apoyándoles en esta batalla que sólo puede terminar con la victoria de los y las trabajadores y trabajadoras de Maya.
 
¡LA LUCHA ES EL ÚNICO CAMINO!
¡UNIDOS SOMOS FUERTES, ORGANIZADOS SOMOS INVENCIBLES!