Acto 300 años del Motín de Agüimes

Un cacique que quiere saquear y explotar a un grupo de trabajadores y trabajadoras. Estos se unen y organizados se movilizan. Ante esta fuerza, el cacique intenta llegar a engañosos acuerdos pero los trabajadores se saben fuertes y no ceden un ápice. El Estado se pone de parte del cacique pero al ver la fuerza imparable de la clase obrera organizada termina dando un paso atrás y los trabajadores y trabajadoras salen victoriosos.

En síntesis esto fue lo que ocurrió hace 300 años en el episodio histórico conocido como el Motin de Aguimes, en el sureste de Gran Canaria. El cacique era Francisco Amoreto un terrateniente, suegro del primer Conde de la Vega Grande. Del otro lado cientos de campesinos que llevaban mucho tiempo trabajando unas tierras en el Señorío de Agüimes, en concreto en lo que hoy conocemos como Vecindario, Llanos del Polvo y Aldea Blanca. El Estado era el Consejo de Castilla.

El Partido Comunista del Pueblo Canario, sabedor de la importancia de recuperar para el pueblo canario los episodios más importantes de su historia, no dejó pasar el 300 aniversario de este episodio para organizar un acto el viernes 29 de junio, con una mesa-coloquio en la que a través de tres invitados fue desgranando esta parte invisibilizada de la Historia de Canarias y su conexión con las luchas obreras posteriores, presentes y futuras. Especialmente en la Mesa y en el coloquio posterior se habló del turismo, de la lucha actual de las camareras de piso y de la lucha de la aparcería y el empaquetado de tomates.

Las intervenciones desde la mesa corrieron a cargo de Teresa Vega, Presidenta del colectivo de camareras de piso, las Kelly Union de Gran Canaria, Domingo Viera, líder sindical de las luchas de los años 70 y 80 en sectores como el empaquetado de tomates y la aparcería pero también en el turismo y la construcción, y Carmelo Suárez, Secretario General del Partido Comunista de los Pueblos de España.

Comenzó Carmelo Suárez, trazando los elementos más importantes del Motín de Agüimes y las consecuencias que este Motín supuso en la época para otras muchas rebeliones y alzamientos posteriores. Destacó el nivel de organización de los campesinos, su valentía a la hora de enfrentarse al Estado y del importante papel de la mujer campesina en este episodio.

Teresa Vega explicó en qué punto está la lucha de las camareras de piso en Gran Canaria y dio un dato muy interesante y es la gran cantidad de camareras que viene de haber trabajado en la agricultura, con lo que muchas saben bien lo que sufrieron ellas o sus madres y familiares en el cultivo del tomate por ejemplo.

Domingo Viera enfocó su intervención en las enseñanzas que él ha sacado de su experiencia tras décadas de lucha sindical. La importancia del elemento político que debe guiar los pasos que damos, lo diario de la lucha, es decir, su continuidad en el tiempo porque si no se pierden las conquistas, la solidaridad como principio fundamental en la organización de una lucha sindical del tipo que sea, la importancia de los valores como cemento que fortalece cualquier lucha y nos aleja de ceder al chantaje del “dinero” con el que se pretenden comprar resistencias y voluntades, la formación como punto clave que permite a la clase trabajadora comprender el porqué de lo que está haciendo y desarrollar su conciencia de clase, la dirección política del movimiento obrero y su importancia para saber en todo momento tomar decisiones cuando la lucha toma caminos inesperados y finalmente reconoció el papel de los que nunca se nombran, los que dentro de la movilización obrera no conoceremos su nombre y apellidos pero que acamparon en la Plaza de Santa Ana cuando el Motin de Aguimes o que se concentraron en la puerta del Hotel cuando arrancaba una huelga.

Durante el Coloquio el público asistente cuestionó la ausencia de actos institucionales para conmemorar esta importante fecha. Desde la mesa se explicó que aunque parece ser que hay alguna cosa organizada por el Ayuntamiento de Agüimes, las instituciones no iban a explicar el Motin de Aguimes desde un punto de vista de clase como en este acto. Otras cuestiones como el papel de la familia del Conde de la Vega Grande y la situación actual en Nicaragua también salieron del público asistente en la Asociación de Vecinos Ansite en Vecindario.

Una compañera en el público quiso hacer un homenaje y agradecimiento a la lucha de las compañeras de las Kelly Union de Gran Canaria. Lo quieran o no se han convertido en un importante referente para muchas personas. Hace 300 años fueron los cientos de campesinos de Aguimes, hoy son las miles de camareras de piso las que con su lucha son un ejemplo y un orgullo para la clase obrera canaria.

Sekou Touré dijo una vez “Enterrar la memoria histórica de un pueblo es desarmarlo frente a la opresión, es enterrarlo a él mismo”. Por eso precisamente el Partido Comunista del Pueblo Canario habló de lo que pasó hace 300 años en el sureste de Gran Canaria.