31 de Enero 2016

Comienza el año de la “Recuperación económica”

Apenas llevamos un mes en este nuevo año, y el futuro no es nada prometedor para la clase obrera en Castilla y León.

Un año que se ha anunciado como la salida de la crisis, ¡Por fin!- exclaman algunos ilusos- ¡Apretarse el cinturón, y arrimar el hombro con quien te explota, ha merecido la pena! Pues bien, de nuevo el Partido Comunista debemos mostrar cuál es la realidad de este año 2016: y es que continúa con mayor violencia y en más ámbitos la destrucción de puestos de trabajo.

Acabamos el año con el anuncio del cierre de la Planta de Abengoa en Salamanca con un mínimo de 9 despidos, y el riesgo de que la empresa entre en concurso de acreedores. Ya  estamos experimentados en concursos de acreedores, o más bien cómo pasar el capital de una mano a otra arruinando a las familias obreras y emporando las condiciones laborales de sus contratos, así lo vimos en la empresa Antibióticos de León.

Y empezamos con tres conflictos en los que han comenzado las movilizaciones para que con la unidad obrera y la lucha continuada se impidan a los empresarios llevar a cabo los abusos que pretenden Así tenemos en Palencia a las trabajadoras de la empresa Linorsa, contratada en el Campus de la Yutera y que ya en 2014 habían tenido que convocar Huelga por los abusos empresariales.

En León tras comunicarse el cierre del centro Grupo Norte Outsorcing por la unión de Caja España y Caja Duero, se ha convocado una primera concentración por mantener los puestos de trabajo, y este lunes 25 de Enero se inició una huelga en Miguélez por la intención de la empresa de imponer un ‘cuarto turno’ sin acuerdo con el Comité de Empresa, que ahora el empresario quiere que sea prácticamente gratis, con una remuneración indecente que no se corresponde con los millonarios beneficios de la multinacional que facturaba en 2012 más de 150 millones de €..

A nivel más general los trabajadores del Grupo Tragssa también han iniciado movilizaciones encerrándose varios trabajadores en las instalaciones de la empresa en Valladolid. O los cierres de centros de trabajo del supermercado “ El Árbol”.

Y esto sólo es un pequeño esbozo de todas las luchas que diariamente están dando los y las trabajadoras por la dignidad en sus puestos de trabajo. Una batalla en la que el PCPE y los CJC estamos presentes junto a la clase trabajadora, difundiendo sus  reivindicaciones,  hombro con hombro en sus movilizaciones y organizando actos de apoyo hasta conseguir la victoria de sus luchas.

Porque en esta situación de crisis absoluta del capitalismo, cuya pequeña recuperación viene seguida de unas peores condiciones para el pueblo trabajador, es necesario que los trabajadores y trabajadoras se unan en una sola lucha, porque unidos somos fuertes, pero organizados invencibles.
   
    ¡Ánimo en las batallas del 2016! ¡Hasta la victoria siempre!