20 de Marzo 2016

Con los trabajadores de UMINSA, hasta la victoria

El pasado lunes 14 de Marzo Unión Minera del Norte (Uminsa) comunicó el inicio de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que afectará a todos los trabajadores, anunciando su intención de iniciar las negociaciones.
Las causas que alega la empresa, son las conocidas por todos los trabajadores del sector:

  • La culpa es del Gobierno.
  • La culpa es de las Eléctricas.
  • La culpa es de otras empresas mineras.

El Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) denunciamos la falsedad de estos argumentos, son la cantinela para desunir y desorganizar a los trabajadores antes de la lucha que inician por los puestos de trabajo.

Es habitual que entre unas y otras administraciones se laven las manos; así vemos como las direcciones de las empresas mineras se escudan en el Gobierno que ya no les subvenciona, el Gobierno echa la culpa a la Unión Europea y sus directivas, que aplica sin que le tiemble la mano, y en definitiva ninguna institución aborda el camino para una real solución del sector: la nacionalización de las empresas mineras y de las eléctricas, es decir, que sea el pueblo trabajador quien dirija el sector de la energía eliminando los intereses privados y los criterios basados en más y más beneficios.

Otro argumento que usan las administraciones es la presión de las eléctricas, que prefieren carbón obtenido en las más precarias condiciones laborales. Pero no nos valen lágrimas de cocodrilo, debemos recordar que esas mismas instituciones tienen la capacidad de nacionalizar esas empresas, que hasta no hace mucho eran públicas, y evitar sus “presiones”.

Por último, no deja de sorprender que Uminsa en declaraciones al Diario de León1, haya llamado a la unidad de empresas y trabajadores. Parece ser que ahora la patronal tiene intereses en comunes con los trabajadores. Cuando los trabajadores iniciaron huelgas por condiciones laborales dignas, por el fin de las subcontratas que no se guían por las leyes del sector, cuando se inician movilizaciones por impagos, o cuando se exige el cumplimiento de la seguridad y salud en todos los puestos de trabajo, entonces la empresa no duda en reprimir y sancionar a los trabajadores.

Ahora bien, cuando comprueba que la lucha obrera es la única que da victorias, como en el verano del 2012, Minerplan durante el 2013 dependiente de HVL, o en Degaña donde se mantiene una lucha por la reincorporación de todos los trabajadores despedidos. Con esos ejemplos de victorias, entonces la patronal intenta manipular a los trabajadores para que luche a su lado.

El PCPE hacemos un llamamiento a los trabajadores y trabajadoras de Uminsa, para que no se dejen engañar, y salgan a la lucha por sus puestos de trabajo y condiciones laborales unidos, sí, pero unidos con sus compañeros y compañeras, con otros trabajadores del sector y junto a toda la población de las cuencas mineras por una reivindicación justa y necesaria para una solución digna del sector: La nacionalización de la minería y sector energético. El Partido Comunista, y en especial las células de Laciana y León, estará presente y dispuesto a luchar codo con codo con los trabajadores hasta la victoria.


¡La clase obrera en guerra la mina no se cierra!
¡Unidos hasta la victoria!