03 de Febrero 2019

Ante el deterioro de las lagunas de Rabassa y alrededores

 

En Alicante tenemos un importante déficit de instalaciones deportivas, de ocio o simplemente de lugares donde poder pasar nuestro tiempo de esparcimiento.

Las zonas verdes que tenemos como dotación urbana están generalmente mal situadas (entre carreteras o alejadas de nuestros barrios).

Por ello, es lamentable el estado en el que se encuentran las Lagunas de Rabassa y alrededores.

Es triste que contando con un paraje de gran belleza y enormes posibilidades para ser adecuado como zona verde para nuestro uso y disfrute, desde hace años, se esté especulando sobre el uso urbanístico de la zona y se deje deteriorar para facilitar el expolio a las capas populares de la ciudad de un espacio que debería estar a nuestro servicio.

La basura se hacina año tras año. Los vertidos de particulares y empresas se suceden ante la pasividad de la administración local que, tenga el tinte que tenga, acaba poniendo al servicio de constructores y empresas, algo que debería servir para disfrute del pueblo.

Reivindicamos esta zona como zona protegida y al servicio de la ciudadanía. Exigimos la limpieza de la misma y la elaboración de planes que en contra de la función especulativa que tiene preconcebida sirva para que los trabajadores y trabajadoras de Alicante podamos disfrutar de un espacio preparado para el paseo, el deporte, el ocio o cualquier uso no comercial ni alienante al que nos están intentando acostumbrar nuestros gobernantes y gestores de intereses ajenos a los de nuestra clase social.