Comité Central

Una vez celebradas las elecciones al parlamento andaluz y con los resultados recién salidos del horno, se puede contrastar que el pueblo trabajador ya poco o casi nada espera de las instituciones parlamentarias de la burguesía, pues un total de 2.740.595 millones de andaluces el 45.13 % entre abstenciones, nulos y votos en blanco han percibido que sus votos no servirían para cambiar nada, que en el parlamento burgués no se resuelven los verdaderos intereses y problemas del pueblo trabajador e incluso no puede ser el  lugar para intentarlo.

En estos comicios al parlamento andaluz se ha escenificado la contienda entre las diferentes expresiones políticas de las burguesías, la gran burguesía oligárquica nacionalista-monárquica ha apostado por el relevo en la jefatura de la gestión de su dominación y de sus intereses en el gobierno andaluz. Con el PP y PSOE, quemados por su permanente presencia en asuntos de alta corrupción, la oligarquía centrista ha apostado por sus nuevos y diseñados proyectos políticos: Cs y Vox, creados como reserva y sustitutos. PSOE y PP pasan de ser protagonistas principales a comparsas en el juego de las alianzas parlamentarias.

Qué decir de los partidos de la nueva socialdemocracia Podemos-IU  que desde siempre han sostenido el capital y sus instituciones, los que pactan con la caduca socialdemocracia PSOE  firmando  y apoyando los presupuestos de guerra de la monarquía-parlamentaria; los que hoy ya ni siquiera cuestionan la presencia de las Bases Yankis en suelo Andaluz, al tiempo que justifican la pertenencia a la  OTAN, los que se alían con las posiciones reaccionarias del estado monárquico y niegan el derecho de autodeterminación del pueblo de Catalunya, los que cuando fueron gobierno junto  PSOE-IU nada cambiaron para  favorecer las vidas de millones de obreros y capas populares en Andalucía.

Lo que a simple vista parece un exagerado ascenso de posiciones ultra conservadoras algunas con tildes de fascismo no dejan de ser una reorganización de las posiciones políticas de parte del electorado de lo que denominamos derecha tradicional, siempre situada en la esfera del fascismo.  Sirvan como ejemplo las recientes posiciones del PP y Cs en el parlamento del estado español ante la exhumación del dictador, o la propuesta de ilegalización de los partidos comunistas.

Y para comprender mejor el nuevo escenario. sirven estos ejemplos; el PP pierde un total de 314.893 votos, UPYD 70.314 el partido de los señoritos andaluces el PA no concurre a estas con 60.707 en los anteriores comicios, gran parte del electorado de partidos reaccionarios votaron en esta ocasión a Vox.

Y hoy muchos se hacen la pregunta ¿qué cambiará en Andalucía después de los resultados de estas elecciones? Para los verdaderos y acuciantes intereses y problemas del pueblo trabajador, bajo la dictadura del Capital los cambios que se llevarán a cabo por los nuevos gobiernos resultantes de los necesarios pactos tendrán mínima relevancia, no serán sino aquellos que la oligarquía, y la burguesía en su conjunto necesitan para mantener o aumentar sus tasas de ganancias y asegurar su dictadura sobre la clase obrera y el pueblo trabajador. Andalucía seguirá estando a la cabeza de la tasa de paro y desigualdades sociales, situaciones que no pueden solucionar la actual estructura económica y de poder.

En resumen, el capital-oligárquico ha apostado por la modificación de los proyectos políticos que ya no favorecen el  seguir desarrollando su dictadura económica.

Desde sus capacidades partidarias el PCPA/PCPE seguirá trabajando sin descanso para convertirse en el referente de la clase trabajadora andaluza y ésta tenga a su disposición la herramienta política que le haga posible liberarse del yugo criminal del capital.

Entre todos construyamos el Frente Obrero y Popular por el Socialismo.

Hacemos un llamamiento a la clase obrera a organizarse en el PCPA/PCPE.

PARTIDO COMUNISTA DEL PUEBLO ANDALUZ

40 años de Constitución monárquica han permitido a la clase obrera de este país, y…
Los próximos días 1 y 2 de diciembre, la Juventud Comunista desarrollará su Iª Escuela…

El PCPE manifiesta su repulsa y condena ante los últimos acontecimientos ocurridos en el estrecho de Kerch (Crimea, Federación Rusa) donde una vez más el gobierno golpista ucraniano he recurrido a la provocación y a la búsqueda constante del conflicto contra la Federación Rusa por encargo de sus patrocinadores de la UE y EEUU.

Somos conscientes del acoso al que las llamadas potencias occidentales someten a la Federación Rusa como ya hicieran en su momento, aunque por otros motivos muy distintos, contra la URSS. Ahora en un contexto global de profunda crisis capitalista el enemigo es el país con las mayores reservas de hidrocarburos y materias primas y que por otra parte no solo no se deja doblegar sino que ha ganado gran influencia internacional y ha minado los planes genocidas del imperialismo en en Siria.

La última provocación ucraniana debe entenderse como un paso más en la estrategia de elevar la tensión y el conflicto, algo que en ningún caso pueden beneficiar al empobrecido pueblo ucraniano. Desde 2014, con el inicio de la guerra en Donbass y la restitución de Crimea a Rusia, hemos asistido a miles de bufonadas de los mafiosos y oligarcas de la junta golpista de Kiev. Sus muestras de patético folklorismo nacionalista y sus arengas encendidas contra el imaginario “agresor ruso” serian simplemente motivo de risa de no ser porque vienen acompañadas de una agresiva campaña contra todo rasgo cultural y linguistico ruso, del constante bombardeo de la población civil en Donbass, del terrorismo de estado por parte de sus servicios secretos, del patrocinio de organizaciones fascistas y de un revisionismo histórico que inventa “invasores” y transforma colaboracionistas del nazismo en héroes nacionales.

El caso concreto del último incidente en el mar de Azov ha sido especialmente magnificado por la maquinaria propagandística de Kiev, pues el objeto de esta última provocación orquestada por Poroshenko no era otra que declarar la ley marcial y así suspender las elecciones que está abocado a perder. Tras cuatro años de guerra en Donbass, donde Ucrania ha sufrido la derrota en decenas de batallas contra las milicias populares de Donetsk y Lugansk y han muerto mas de 10.000 de sus soldados, jamás se ha decretado la ley marcial en el país, sin embargo ahora Poroshenko la considera imprescindible para la seguridad nacional, cuando todos los sondeos lo sitúan en tercer lugar.

Finalmente se ha decretado tan solo esta situación especial en las zonas fronterizas con Rusia, pues otras facciones de la oligarquía ucraniana han frenado parcialmente esta jugada que suprimia las elecciones, cortando el acceso a sus candidatos , primero y segundo en los sondeos ante Petro Poroshenko, quien es no lo olvidemos, el títere de la casa blanca en Ucrania. Este último apunte no puede pasarse por alto y no debe olvidarse que quien hundió en el caos al país y dio el poder a esta junta de criminales fue la UE y EEUU, países que mantienen ahora mismo, al igual que Canadá, mercenarios e instructores en el ejercito ucraniano para aleccionarlo en su criminal agresión contra el pueblo de Donbass.

Por todo ello el PCPE una vez más reitera su condena de estas acciones opuestas a la voluntad de todo pueblo trabajador y que tienen por objeto sembrar el odio y la confrontación en beneficio de la oligarquía, los grupos fascistas y sus patrocinadores internacionales.

Secretariado Político del PCPE
29 de Noviembre de 2018

El Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) denuncia el nefasto papel que juega…
Más que grotesco, es un insulto que en un país donde enterraron en cunetas y…
El 25 de Noviembre, día internacional de lucha contra la violencia hacia las mujeres, el…
Página 1 de 44