Actualidad

POR UNA EDUCACIÓN TOTALMENTE PÚBLICA Y AL SERVICIO DE LA CLASE TRABAJADORA

Algunas consideraciones sobre la nueva Ley Educativa y el no tan  nuevo modelo de mantener los privilegios de las clases dominantes:

  1. La nueva Ley Educativa aprobada es, a pesar de la fuerte polémica generada y la movilización de la derecha en su contra, una ley educativa fundamentalmente continuista, conservadora y moderada. 
  2. Los ataques que está recibiendo esta ley desde la derecha política, la Iglesia y los centros concertados no tiene fundamento real y se basa en exageraciones e incluso evidentes manipulaciones. El único objetivo de ese ruido mediático y la movilización de esos sectores es mantener la tensión política y movilizar a sus bases sociales. 
  3. Al mismo tiempo, el gobierno “progresista” y sus aliados parlamentarios pretender hacer creer que se trata de una ley avanzada que ataca los privilegios de la educación privada, cuando la realidad es que se mantiene la naturaleza de un sistema educativo funcional a la sociedad capitalista.
  4. El modelo educativo de la LOM-LOE sigue siendo, en su esencia, el mismo de las últimas décadas. Simplemente se eliminan algunos de los aspectos más neoliberales de la LOMCE (conocida como Ley Wert), como los que exaltaban más la competitividad y la separación del alumnado según su rendimiento, mientras se resaltan algunos valores progresistas (como la Inclusión, la Igualdad de Género, al defensa del medio ambiente y otros). 
  5. Por ejemplo, se eliminan las llamadas “reválidas” (que en la práctica no se estaban realizando) y se sustituyen por pruebas de carácter exclusivamente diagnóstico; se eliminan los itinerarios de 4º de ESO y se recuperan los Programas de Diversificación en 3º y 4º de ESO; se recupera una asignatura obligatoria de Valores Éticos en la ESO y se crea una asignatura llamada “Historia de la Democracia”; o se recuperan los ciclos en Educación Primaria. También se da algún poder más al Consejo Escolar, pero la designación del Director de los Centros sigue siendo por "selección" y no por "elección" democrática de la comunidad educativa.
  6. Los supuestos ataques al castellano que invoca la derecha para utilizar políticamente el españolismo, son una clara manipulación, pues se mantiene su consideración de lengua vehicular junto a las lenguas cooficiales. Tampoco hay un crecimiento del porcentaje de horario académico que gestionan las Comunidades Autónomas. Simplemente se vuelve al modelo pre-LOMCE.
  7. Igualmente artificial es la polémica generada alrededor de los centros de Educación Especial pues la LOM-LOE, aunque incide más en el concepto de “Inclusión” en ningún momento prepara la eliminación de los centros específicos de Educación Especial. 
  8. La religión sigue siendo de oferta obligatoria, el único cambio es que su calificación no compute para el expediente. Es decir, pese al ruido generado por la Iglesia y sectores afines, se garantiza la permanencia de la religión en el sistema educativo.
  9. La supuesta potenciación de la Educación Pública frente a la Concertada es retórica y muy limitada. Lo único que se hace es recalcar las condiciones de admisión de alumnado o de reparto planificado del alumnado con necesidades educativas especiales (que se suponía que ya existen aunque en realidad casi nunca se aplican), limitaciones como que no se ceda suelo público, no dar conciertos si se segrega por género (algo habitual en centros vinculados al Opus Dei y otros grupos religiosos integristas) o la prohibición de cobrar cuotas en etapas de Educación Obligatoria (algo que se supone que ya es ilegal pero que existe y va a seguir existiendo de forma más o menos encubierta). 
  10. La airada respuesta de los centros concertados y la movilización social en torno a ellos responde más a la mentalidad de un sector acostumbrado a ser intocable y a tener trato de favor de las administraciones públicas. La realidad es que la ley de un gobierno que presume de ser tan progresista no cuestiona en absoluto la existencia de los conciertos educativos.

La conclusión es clara: no es una ley que suponga ningún cambio sustancial en el sistema educativo ni una ley pensada para las necesidades o problemas del alumnado de clase obrera. Es una ley continuista en lo esencial con pequeñas pinceladas de corte progresista, pero que, en lo fundamental, simplemente elimina la LOMCE (ley Wert) y regresa a algunos aspectos de la LOE. Cambia el formato para darle un cierto aire de progreso para que, en definitiva, nada cambie.

El PCPE hace un llamamiento a no dejarnos engañar por falsas polémicas y a seguir luchando por una Educación realmente al servicio de las necesidades y problemas de la clase obrera y el pueblo trabajador, una Educación totalmente pública, democrática, crítica, laica y científica; una Educación realmente gratuita y dotada de los medios materiales necesarios, con reducción de ratios, con becas y ayudas que cubran a todo el estudiantado  de origen obrero y trabajador en todas las etapas educativas.

Educación pública, laica  y de calidad para el pueblo trabajador.

¡Ningún € para la privada ni para la concertada!

Sólo el pueblo organizado salva al pueblo.

Camaradas, compañeros y compañeras, 

El avance acelerado de la COVID-19 en nuestro país hace que cada vez sean más las personas directamente afectadas por esta gravísima enfermedad que altera toda la planificación que se pudiera tener prevista.  Desgraciadamente la enfermedad ha tocado directamente a la familia del camarada Francisco Barjas –Secretario General del PCOE- y las circunstancias nos fuerzan a APLAZAR de mutuo acuerdo entre nuestros dos partidos la realización de la actividad prevista para el día 7 a una fecha aún por determinar.

A pesar de esta decisión a la que nos hemos visto abocados, reiteramos nuestro firme compromiso con la realización del acto por streaming en cuanto se den las circunstancias para volverlo a organizar.  Pero además manifestamos nuestra voluntad de, en el marco del proceso de unidad comunista, convocar en un espacio público de Madrid un acto similar nada más se den las condiciones para organizarlo con la seguridad sanitaria y la responsabilidad social con la que siempre convocamos nuestras actividades los partidos comunistas.

Finalmente agradecemos a los partidos hermanos, sindicatos de clase y delegados/as de empresa, todos y cada uno de los saludos recibidos o comprometidos apoyando el proceso de unidad comunista iniciado por el PCOE y el PCPE.

¡VIVA LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE!

¡VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA!

 

 

En el año en que se cumple el 103 aniversario de la Revolución Soviética, la clase obrera vive uno de los momentos más difíciles de su historia: la desaparición del campo socialista como consecuencia del abandono del marxismo leninismo conllevó a una enorme desorganización política y sindical, permitió el ataque insistente del imperialismo a los derechos de los trabajadores y del pueblo, lo que generó la depauperación constante de las condiciones de vida del proletariado y el abandono de la ideología propia de nuestra clase.

Estos son los retos que enfrenta la clase trabajadora y su vanguardia en la actualidad y solo pueden ser afrontados con garantías de éxito desde la unidad comunista. Esta unidad debe ser la que permita llevar a todo el pueblo trabajador del estado español la única alternativa que tiene la clase obrera hoy: derribar el capitalismo y construir el socialismo.

Con un carácter internacionalista y obrero, el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) y el Partido Comunista Obrero Español (PCOE) celebraremos el próximo día 7 de noviembre a las 19:00 horas, un acto conjunto que será retransmitido por el canal que hemos habilitado ambos partidos, en el que participarán también delegados de personal y de Comités de Empresa, representantes de organizaciones sindicales y representantes de partidos comunistas a nivel internacional donde expresaremos nuestra opinión sobre la situación actual de la clase obrera y la necesidad de continuar con el proceso de unidad comunista en el Estado español que el PCPE y el PCOE estamos impulsando.

Camarada, compañero/a, abordemos juntos los retos que tenemos como clase. Apoya el proceso de unidad comunista para superar este sistema capitalista criminal que nos oprime y nos aboca a la miseria moral y material. Difunde este acto por la construcción del Socialismo y conéctate el sábado 7 de noviembre a las 19:00 horas a través de la siguiente plataforma:

http://comunistas.eu/unidad

Inscríbete ya, te esperamos.

 

Los pasados días 21 y 22 de octubre tuvo lugar la moción de censura llevada a cabo por la organización fascista VOX contra el Gobierno, donde el Parlamento se convirtió en una tribuna para el fascismo con el que, por un lado, embrutecer y engañar todavía más al pueblo y, por el otro, blanquear a reaccionarios y oportunistas recordándonos la vigencia de las palabras del militante comunista, y poeta salvadoreño, Roque Dalton cuando señalaba:

No olvides nunca

que los menos fascistas

de entre los fascistas

también son fascistas.

El pasado viernes 23, con los medios de manipulación del Capital haciendo sus tejemanejes sobre quién ganó la moción de censura y cómo se capitalizaba esa victoria en términos de encuestas electorales a través de las que los capitalistas inducen el pensamiento de las masas trabajadoras, Pedro Sánchez intervino ante los medios de comunicación para advertir de la situación de la pandemia y avanzar que desde el Gobierno se tomarían las medidas que fueran necesarias para combatirla. Sin duda, esta medida ya había sido negociada por el Gobierno con determinados gobiernos autonómicos, entre ellos el catalán y el vasco que en esa dirección se expresaron.

El pasado domingo 25 de octubre, mediante el Real Decreto 926/2020 el Gobierno declara el estado de alarma “para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2”. Este estado de alarma otorga a las comunidades autónomas capacidad para determinar sobre el mismo en sus territorios en el margen que marca el Real Decreto (posibilidad de hacer confinamientos de poblaciones en el interior de las comunidades autónomas, cierre perimetral…) y, por lo que comprobamos, también la imposición del toque de queda.

Ante este escenario nos debemos hacer dos preguntas:

¿Realmente se decreta este estado de alarma con el objetivo de proteger la salud del pueblo?

¿Qué se esconde realmente tras el estado de alarma?

A la primera pregunta sin duda hemos de responder con un no rotundo. Restringen la libertad de movimientos del pueblo, le imponen un toque de queda, con la excusa de contener y combatir a la COVID-19 pero los transportes públicos como el metro y autobús están saturados con trabajadores y trabajadoras que deben incorporarse a los centros de trabajo.

Y es que nuevamente el Capitalismo no solo sataniza a la juventud de los barrios obreros para justificar las medidas que restringen los derechos de la clase obrera -esta vez con la excusa de la salud pública- sino que sigue sin prestar la atención sanitaria debida a quienes por cientos de miles siguen contagiándose de la COVID-19. Es la clase obrera la que, en forma de muerte y sufrimiento, padece las consecuencias de la incapacidad del sistema y sus gestores para atender esta crisis sanitaria. No hay la prestación necesaria en los centros de atención primaria (CAP), los rastreos son una ficción y la atención telefónica de la salud es absolutamente inaceptable y degradante. Sin embargo, donde más contagios se producen es en los transportes públicos y en los centros de trabajo y, curiosamente, el Real Decreto del gobierno por el que imponen el estado de alarma no hace nada al respecto, no actúa contra esas causas reales que hacen incrementar las cifras de contagiados. Tanto en los centros de salud, como en los hospitales, hacen falta recursos, falta personal sanitario, faltan camas hospitalarias, etcétera pero sobre eso no interviene ni el estado de alarma ni las políticas realizadas por el gobierno.

Por tanto, y a tenor de lo respondido a la primera pregunta debemos reiterar la segunda pregunta ¿Qué se esconde realmente tras el estado de alarma?

Lo primero que observamos es que el Estado español no es el único que ha tomado estas medidas. Estados imperialistas en el marco de la Unión Europea como Francia, Italia, Grecia han activado medidas similares y Alemania ha incrementado la presencia policial para confrontar las movilizaciones de rechazo a las restricciones impuestas. Es cuanto menos curioso que cuando Francia decretaba el toque de queda ante el rechazo del pueblo francés, se produjera en ese instante un atentado de corte “islamista” por el que se decapitaba a un profesor. ¿Casualidad o causalidad?

Lo cierto y verdad es que el próximo 3 de noviembre se celebran las elecciones presidenciales en la potencia más criminal del planeta, EEUU, con un resultado cierto

–que va a ganar la oligarquía pues ambos son sus candidatos– pero incierto en tanto si Trump seguirá presidente o, por el contrario, vencerá Biden. Trump ya ha reiterado en diversas ocasiones la posibilidad de un pucherazo o fraude electoral, al igual que también ha expresado su negativa a comprometerse con una transferencia pacífica del poder, pues considera que el único resultado legítimo es su victoria. Ello anticipa una situación caótica tras los comicios norteamericanos que se acumulará a la bancarrota económica y a la desastrosa situación en el terreno social como consecuencia de la desigualdad y pobreza extremas existentes en dicho país.

En la Unión Europea el Euribor se desploma y según señalan los gurús económicos del Capital “la nueva normalidad para la banca implica un Euribor en el terreno negativo por una temporada que puede prolongarse, al menos, hasta 2031”. El Euribor se instala en tasas negativas como consecuencia de que los bancos han cerrado el grifo del crédito, tanto a la pequeña burguesía como a la clase obrera, lo que significa que existe una contracción tanto del consumo como de la inversión. El precio del petróleo se halla en un nivel muy bajo, fruto de un retroceso en el consumo mundial, que se refleja también en el cierre de empresas y la destrucción de millones de puestos de trabajo.

El Capitalismo se encuentra en bancarrota económica; como sistema económico no es viable. Y ello no es una aseveración azarosa e idealista sino el estudio económico de la tasa de ganancia de los capitalistas, que lleva décadas retrocediendo a pesar de incrementarse la tasa de explotación, implicando ello el desarrollo de los monopolios y la ruina y la proletarización de cada vez más capas de la burguesía, por no hablar de la cada vez mayor depauperación de las condiciones de vida de la clase obrera. Cuanto mayor es el desarrollo tecnológico y mayor es el grado de la automatización de la producción, tanto mayor es el hundimiento del Capitalismo, su inviabilidad y caducidad.

Todo lo expresado se manifiesta fielmente en el Estado español. Como consecuencia de la distribución internacional del trabajo, realizada por los monopolios desde sus centros de poder a nivel mundial, la economía española está  absolutamente terciarizada y dependiente del sector servicios, como consecuencia del proceso de desindustrialización padecido desde el ingreso en la UE. Hoy el estado español es uno de los eslabones más débiles de la cadena imperialista.

Este hecho, la caducidad del Capitalismo y su situación terminal,es algo que ya incluso los propios capitalistas no pueden negar. Algunos economistas capitalistas hablan ya de la muerte del Capitalismo para dentro de 40 años y oligarcas como Brufau no dudan ya en señalar que el sistema capitalista y la búsqueda de resultados a toda costa ya no funciona, que es preciso pasar a otro modelo. Y sin duda ese otro modelo no es otro que incrementar al máximo la explotación y la precariedad de la clase trabajadora.

Y mientras se avecinan millones de despidos, el Estado cada día tiene una deuda mayor e impagable, la clase trabajadora es más pobre y la patronal sigue defraudando más de

90.000 millones de € al año (un 80% de éste lo hacen las grandes empresas monopolísticas).

Frenar la respuesta de la clase obrera ante la agresión que la oligarquía y su Estado están perpetrando para tratar de salvar su moribundo sistema económico es la verdadera razón de este estado de alarma de 6 meses, del toque de queda y de todos los recortes de libertades que este gobierno, mal llamado progresista, está perpetrando.

El Capitalismo vive en un periodo de la historia que ya no le corresponde. El carácter social de la producción es antagónica al Capitalismo. La única salida que tiene la clase obrera, también en el Estado español, es derrocar revolucionariamente al Capitalismo y construir el Socialismo. Un Estado cuyo objetivo sea acabar con toda resistencia capitalista y armonizar el desarrollo de las fuerzas productivas con las relaciones de producción, o lo que es lo mismo, un Estado socialista que socialice toda empresa y todo palmo de tierra y la ponga a disposición del pueblo trabajador, subordinando la riqueza al interés la clase mayoritaria, la clase trabajadora. La automatización de la producción permite rebajar la jornada de trabajo y garantizar el pleno empleo incrementando la riqueza material y espiritual de la clase obrera y demás clases populares siempre y cuando el Socialismo se imponga.

Por ello, tanto el Partido Comunista de los Pueblos de España como el Partido Comunista Obrero Español hemos dado pasos hacia la unidad comunista. Estamos en un momento crítico, y nuestra clase -la clase trabajadora- solo tiene una salida, una salida revolucionaria y socialista. Esta obra únicamente la puede llevar a cabo la clase obrera y para que ésta se una y se organice es esencial que los y las comunistas estemos unidos y organizados en torno a un programa de acción que conduzca a la clase obrera al cumplimiento de su misión histórica: Derrocar revolucionariamente al Capitalismo y construir la formación socioeconómica socialista como fase inmadura del comunismo.

Hacemos un llamamiento a los trabajadores y trabajadoras más conscientes a fortalecer las filas del Partido Comunista de los Pueblos de España y del Partido Comunista Obrero Español. Así mismo convocamos al resto de organizaciones y partidos comunistas del Estado español a ensanchar y fortalecer la unidad de acción comunista iniciada por el PCOE y el PCPE al objeto de que los comunistas acumulemos la mayor fuerza posible para dirigir a la clase obrera en la consecución de su misión histórica.

¡POR LA UNIDAD COMUNISTA!

¡POR LA UNIDAD DE LA CLASE OBRERA PARA CONQUISTAR SU EMANCIPACIÓN SOCIAL, PARA CONQUISTAR EL SOCIALISMO!

¡SOCIALISMO O BARBARIE!

Madrid, 27 de octubre de 2020

 

Leopoldo López se escondió en la embajada de España en Caracas en abril del año pasado, después de participar junto a Guaidó  en el intento de golpe de estado contra el legítimo gobierno de Venezuela, y de liderar  e instigar a las violentas guarimbas (terrorismo callejero) que sucedieron en Venezuela años atrás y  se saldaron con daños a propiedades públicas, heridos y muertos en estas  acciones violentas. Además, este personaje ya había sido inhabilitado por hechos de corrupción y está estrechamente vinculado al criminal Uribe y a instituciones financiadas por la CIA.

La huida nuevamente de la justicia venezolana no hubiese sido posible sin la complicidad del gobierno de España, teniendo además como destino final nuestro país, donde su familia disfruta de respaldo por parte de los poderes del estado español que el gobierno de turno les gestiona.

El PCPE DENUNCIA que el gobierno de Pedro Sánchez continúa con su política intervencionista en la República Bolivariana de Venezuela, derivada de su posición subordinada en la cadena imperialista, coherente con su pertenencia a la Unión Europea y la OTAN a cuyos intereses se somete y participa.

El PCPE ACUSA al gobierno de Pedro Sánchez de mantener una actitud de cínico silencio, continuadora de su lacrimógena declaración de apoyo al “autoproclamado” Guaidó, aunque trata de eludir públicamente su oculto compromiso y su política injerencista. 

EL PCPE ESTIMA que la salida de Venezuela del delincuente Leopoldo López se instala en el fracaso del imperialismo con “la operación de Guaidó”, síntoma, por una parte, de la dependencia de la oligarquía venezolana de los planes del “amo del Norte”, y, por otra, de la impopularidad de los presuntos líderes de la oposición golpista venezolana. 

El PCPE EXIGE que el gobierno de Pedro Sánchez no dé cobijo a peligrosos delincuentes como Leopoldo López, alterando así cualquier acuerdo de cooperación internacional y con una actitud inequívoca de sumisión a las órdenes del imperialismo yankee.  

La estancia de este  mercenario y golpista en nuestro país, convierte al gobierno en cómplice de injerencias y agresiones contra el gobierno legítimo de la República Bolivariana de Venezuela y el digno pueblo bolivariano.

El PCPE EXIGE, al gobierno de coalición PSOE/UP que no siga la tradición histórica de los gobiernos españoles inaugurada por el franquismo de prestar refugio a todo tipo de nazis, golpistas, mercenarios y delincuentes. 

El PCPE MANIFIESTA el rechazo a que el estado español actúe contra la legalidad y legitimidad del Derecho Internacional y la regulación de las relaciones entre los estados recogidas en la Convención de Viena de 1961. Le corresponde al gobierno de Sánchez encauzar las relaciones con el gobierno del Presidente Nicolás Maduro Moros, colaborando para que las instancias judiciales puedan ejecutar sus sentencias firmes de acuerdo con los hechos probados y la fundamentación jurídica de las mismas.

El PCPE LLAMA a los pueblos del estado español a pronunciarse y movilizarse contra la amoralidad e ilegalidad que supone un atentado a las normas internacionales de respeto a la soberanía de los pueblos, así como al derecho internacional que fundamenta la convivencia y la no injerencia.

¡¡¡¡FUERA GOLPISTAS DE ESPAÑA¡¡¡¡¡

Secretaría General del PCPE

 

 

 

 

 

 

Tras más de 50.000 fallecidos/as, la única solución que se nos impone para un problema sanitario sigue siendo el estado de alarma y el toque de queda.

Mantener activo el ciclo de reproducción del capital es la única prioridad del poder burgués. Durante el anterior estado de alarma, las 23 mayores fortunas de España incrementaron su riqueza en 14.000 millones €.

El gobierno de coalición socialdemócrata PSOE/UP sacrifica el sector de la hostelería, dominado mayoritariamente aún por la pequeña burguesía, para tratar de convivir con el virus sin que se disparen las cifras de fallecidos y la vida de los trabajadores y trabajadoras al gran capital, manteniendo intacta el resto de la actividad económica.

Aunque las evidencias de los datos demuestran que nos infectamos cuando nos socializamos en espacios cerrados y concurridos, se mantiene el hacinamiento en el transporte público y en una mayoría de centros de trabajo. Quienes realmente detentan el poder, han dado la orden de no parar bajo ninguna circunstancia.

Solo nuestro trabajo produce su riqueza y para ellos ninguna vida está por encima de la necesidad de mantener activo el ciclo de reproducción del capital.

Necesitamos personal sanitario en los centros de salud y hospitales y no policías y militares en las calles. Medio año después la sanidad pública sigue sin recursos suficientes, con falta de personal y privatizados muchos de sus servicios. La Ley 15/97 fue la responsable de “legalizar” el modelo capitalista de intervención en el sector público sanitario, a instancias de una “comisión técnica” presidida por Abril Martorell ; también este gobierno que la mantiene y aplica es culpable.

La España monárquica y burguesa es un muestra de la imposibilidad de construir una sociedad justa con instrumentos capitalistas. Quebrada por una profunda crisis económica e institucional, su modelo social se fundamenta en el individualismo y la competitividad y no es capaz de organizar una respuesta social que, fundamentada en el poder de un pueblo organizado, aborde los problemas y necesidades sanitarias y sociales con criterios preventivos e integrales, desde valores colectivos de solidaridad. Esa es la verdadera causa de las muchísimas actitudes socialmente irresponsables que se producen a diario; es un grave error criminalizar de ello a la juventud o la población inmigrante.

Los estados que sí han movilizado a su pueblo, gestionando socialmente la pandemia, han tenido resultados infinitamente mejores.

Solo el pueblo organizado, salva al pueblo. El PCPE transmite la necesidad para que se active con carácter urgente un Plan de Emergencia Social, que cuente con la vigilancia y compromiso de plataformas o de espacios donde el pueblo trabajador y las capas populares tengan el protagonismo que les corresponde en un momento crucial para su vida.

La prioridad debe ser salvar a las personas y no al gran capital. La realidad demuestra que la lluvia de millones que se han repartido desde el mes de marzo, en su gran mayoría, han ido a garantizar las rentas del capital.

EXIGIMOS

  1. Paralización de toda la actividad económica no imprescindible hasta llegar a ratios de contagiados menores a 25 personas por cada 100.000.
  2. Una próxima desescalada fundamentada únicamente en criterios sanitarios y sociales, y no económicos y políticos. Las prisas del mes de junio y julio son cifras de muertos ahora.
  3. Medidas efectivas en el transporte público que garanticen la limpieza, la limitación de aforos y el incremento de las frecuencias.
  4. Sustitución de los ERTE por sistemas que garanticen una suspensión temporal de empleo con el 100% del salario y garantía de continuidad en el puesto de trabajo. Prestación indefinida de desempleo a todas las personas sin trabajo.
  5. Nacionalización y/o entrega a los trabajadores de las empresas que pretendan cerrar su actividad aprovechándose de esta coyuntura.
  6. Pago de prestaciones a las autónomas y autónomos que se ven objetivamente afectados por la dinámica social que la pandemia causa.
  7. Vigilancia estricta por la inspección de trabajo de los fraudes en la gestión de los ERTE por parte de la patronal.
  8. Paralización de los cortes de suministros básicos (luz, agua, telefonía…) a las personas en paro o en situación de precariedad laboral.
  9. Periodo de carencia en el pago de las hipotecas y alquileres de viviendas y locales, vinculado a la duración del cese de la actividad económica.

El PCPE es consciente que, en lo esencial, ninguna de estas medidas las desarrollará el gobierno socialdemócrata PSOE/UP en este nuevo periodo. Las escasas y poco efectivas medidas que se activaron en marzo fueron a cambio de regar a la patronal y a la banca con decenas de miles de millones de € que acabará pagando el pueblo trabajador. Ahora, con menos millones disponibles, evidenciará más rápido su carácter de clase y la obediencia debida a la gran patronal.

No esperemos nada de la socialdemocracia y del sindicalismo del pacto social; confiemos nuestra salvación sólo al pueblo trabajador organizado y movilizado.

Paralelamente a esta situación sanitaria, este gobierno de la socialdemocracia “trabaja” con un amplio consenso parlamentario para otra contrarreforma de las pensiones que supondrá, de hecho, una reducción de la mismas y aumento de los años de cotización. ¡Así les cuadran sus presupuestos: los ancianos se mueren y, los que sobreviven, pasarán más penurias!

Con toda la responsabilidad social y sanitaria, es imprescindible mantener la presión social y la lucha obrera y popular.

Solo el pueblo organizado salva al pueblo

¡Tu lucha decide!

25 de octubre de 2020

El XI Congreso del Partido Comunista de los Pueblos de España, realizado los días 2,3,4,10 y 11 de octubre, declara en el marco de lucha de clases actual:

La continuación de la crisis económica y social que afecta al sistema capitalista y que tuvo su inicio en 2007, ha supuesto un grave deterioro a las condiciones de vida y de trabajo en todo el sistema capitalista mundial, la situación en el Estado Español, dada las características del proceso de ampliación y reproducción del capital, adquiere una especial gravedad. La crisis sanitaria derivada de la pandemia de la Covid-19 ha servido al gran capital y a sus agentes políticos para profundizar la ofensiva en todos los órdenes de la organización de la vida social, del trabajo y de los derechos adquiridos y conquistados por la clase obrera del Estado Español. Esta crisis sanitaria ha dejado en evidencia, con terrible claridad, los límites alcanzados por el capitalismo para garantizar una existencia básica a amplios sectores de la población y del pueblo trabajador. Esto se evidencia en la existencia de 2 millones de trabajadores que cobran un salario que les sitúa en los índice de pobreza severa. Eso significa que el capital en el Estado Español, extrae plusvalía sin garantizar  a sus obreros y obreras las condiciones mínimas de reproducción social. La utilización de los ERTE supone que el Estado burgués destina todos sus recursos económicos y políticos a garantizar la reproducción ampliada de las ganancia a través de la explotación absolutas de sectores cada vez más precarizados del proletariado: mujeres trabajadores, jóvenes, migrantes, falsos autónomos, etc. que ven cada día más deterioradas sus condiciones de vida. Las millonarias horas extra que no son retribuidas, los abusos en torno a los ERTE a través de los cuales las empresas se están ahorrando los salarios, aun cuando los trabajadores de estas mismas empresas están realizando más horas de las estipuladas, es decir, más trabajo por menos salarios, la problemática en cuanto al cobro de prestaciones sociales producto de la maraña burocrática con que el estado obstaculiza el pago de estas prestaciones que son fundamentales para la supervivencia de millones de familias en este estado. 

En un corto plazo veremos como estos ERTE afectan de forma directa a las pensiones, pues dada la importante caída que sufrirán los ingresos y cotizaciones a la Seguridad Social la deuda de esta aumentará y repercutirá en las condiciones de los pensionistas. Un sector de la clase obrera y del pueblo trabajador que se ve cada día más empobrecido, con pensiones irrisorias después de una vida entera de trabajo, agudizando el empobrecimiento del pueblo trabajador y poniéndole rostro femenino a la pobreza, pues en este colectivo se ve aún más agudizada la brecha de género.

El futuro para el conjunto del pueblo trabajador y la clase obrera es oscuro y siniestro. Es indudable que el capitalismo no tiene otro recurso que continuar profundizando las políticas de devastación social. Pero el propio capital no es ajeno a la quiebra que supone su proyecto de reproducción ampliada que encuentra cada vez más resistencia en sectores obreros y populares, añadiendo a esa situación la  propia quiebra de su proyecto de consenso social ligado al régimen político monárquico. Las condiciones sociales se agravarán pero los márgenes de creación de consensos por parte de la oligarquía se van estrechando a su vez. Es imperante empezar a sentar las bases para crear una amplia alianza política y social antioligárquica, Una alianza popular y obrera que coloque al PCPE en las condiciones para iniciar un complejo proceso de acumulación de fuerzas sociales contra el capitalismo y la monarquía, pilar fundamental del sistema en esta sociedad actual en el Estado Español. 

El congreso que acabamos de realizar supone   un avance significativo para avanzar en nuestra concepción de partido para impulsar nuestra organización a la revolución socialista y para alcanzar la sociedad comunista: sociedad sin explotación, la sociedad de los valores de uso.

Nos encontramos dentro de este marco la descarada campaña antiokupación de los medios de comunicación promovida por los fondos buitres, bancos y grandes propietarios de viviendas. Una campaña centrada en criminalizar a las personas sin hogar ni recursos para acceder a una vivienda digna y preparar el terreno para la agudización de la crisis capitalista, legitimando así la aprobación de nuevas leyes que garanticen a los grandes propietarios y a los bancos que cuando el pueblo trabajador sufra aún más las consecuencias de esta crisis y no consiga pagar sus alquileres e hipotecas, puedan echarlos de sus casas y poner a salvo sus grandes activos y fortunas. Desde el PCPE denunciamos que no se garantice el derecho fundamental a una vivienda digna y que este sistema en lugar de cumplirlos viola estos derechos una y otra vez beneficiando a aquellos que mueven los hilos y perjudicando al pueblo trabajador.

Paralelamente a este proceso en la escala estatal, en el plano internacional la característica de esta etapa es la agudización de las contradicciones entre los centros del imperialismo y a la vez, el aumento de las agresiones, guerras de baja y alta intensidad, intervenciones, y ocupaciones por parte del imperialismo. Asistimos a una pugna y lucha internacional en torno a la producción, extracción y comercialización de productos, mercados y mercancías, que se agudizan especialmente con la competencia en torno al desarrollo y expansión de la técnica y la industria del 5G. EE.UU y China están en pleno proceso de pugna en torno a este elemento esencial para el futuro próximo de la humanidad. Unido a la carrera armamentística, cada vez más acelerada, a la que se destina cada vez más porcentaje del presupuesto de los países imperialistas.

El imperialismo incrementa en estas condiciones las agresiones a los procesos nacionales antiimperialista; Venezuela, Cuba, Corea, China, Vietnam, Irán, Siria, Palestina, Yemen etc. son objeto de continuas políticas de agresión a sus pueblos, incluso en esta situación de emergencia internacional derivado de la pandemia. El caso de Cuba es ejemplarizante en cuanto a los intentos despiadados del imperialismo por, aprovechando esta situación, incrementar el nivel de agresión al pueblo cubano a través del duro bloqueo impuesto. Este no ha cejado en ningún momento de aportar su visión humanitaria e internacionalista enviando ayudas sanitarias a otros pueblos y países. 

Esto pone en evidencia la superioridad del socialismo que aún en las peores condiciones internacionales es capaz de vertebrar lazos y redes de solidaridad hacia la humanidad en su conjunto.

Por otro lado, nos encontramos con el problema medioambiental, cada día más preocupante, que tiene su origen y su única razón de ser en el sistema capitalista que al desplegarse destruye las dos fuentes principales de riqueza ya sea fuerza de trabajo o recursos naturales, para poder mantener su nivel de beneficios. La solución al problema medio ambiental no está en las pequeñas acciones individuales, si bien estas acciones individuales son muy loables y muestran preocupación no surten verdadero efecto, tal y como los grandes monopolios venden mientras ellos siguen haciendo uso y abuso de la explotación medioambiental irresponsable. Y menos en las cuotas de emisiones que lo único que garantizan es que los países imperialistas puedan seguir aumentando su producción sin preocuparse de su contribución al cambio climático. Por ello desde el PCPE declaramos que la única forma de poner solución al declive medioambiental es la construcción del socialismo, trabajando por hacer un uso responsable del medio ambiente, pues si bien el socialismo no es garantía de un buen uso de los recursos naturales crea las condiciones para que se puedan dar.

A 11 de octubre de 2020.

XI Congreso del PCPE

 

El domingo 18 de octubre, el Movimiento Al Socialismo (MAS) ha ganado las elecciones en Bolivia. La rotunda victoria del candidato del MAS, Luis Arce, no deja lugar a dudas. Una victoria contundente que ha alcanzado la mayoría de representantes en ambas cámaras de la Asamblea Legislativa Plurinacional y que anula la posibilidad de una segunda vuelta. Victoria que ha tenido que ser reconocida por la golpista Jeanine Añez.

Desde el PCPE enviamos nuestra felicitación a todos los compañeros y compañeras bolivianos/as que durante este año lucharon en las calles contra el golpe militar orquestado por la oligarquía boliviana y con la complicidad de la Organización de Estados Americanos (OEA) que sigue ejerciendo el papel de “ministerio de las colonias” que le ha asignado el imperialismo.

Las elecciones de ayer, dejan al descubierto el golpe de la derecha política y social boliviana, representada por Añez, que ha tratado de someter al pueblo de Bolivia, pero ha fracasado tal y como lo auguraban las encuestas.  Ante éstas, Añez renunciaba con el objetivo (decía) de concentrar el voto de derechas, pero aún en esas circunstancias, la derecha boliviana ha sido derrotada, y con ella, el imperialismo sufre una nueva derrota a manos de los pueblos de Abya Yala.

 Confirmado con los resultados obtenidos por el MAS al lograr esta contundente victoria electoral que refrenda el proyecto liderado por el compañero Evo Morales Aima de nacionalización de los recursos naturales bolivianos y de atención prioritaria de las necesidades más básicas del pueblo trabajador y campesino, el PCPE exige que la OEA deponga su actuación claramente golpista contra la independencia y soberanía del pueblo boliviano y su legítimo Presidente Evo Morales.

El pueblo boliviano ha elegido por una mayoría aplastante al candidato del MAS y esa victoria incuestionable representa la lección de un pueblo con la voluntad irrenunciable de defender su soberanía e independencia.

El PCPE entiende el resultado de las elecciones como expresión de la capacidad de resistencia y lucha del pueblo contra el golpe oligárquico de hace un año y rinde homenaje a las decenas de compañeros y compañeras que, como los caídos/as en las masacres de Senkata y Sacaba, ya forman parte del patrimonio de lucha de todos los pueblos del mundo.

Con la victoria del MAS se recuperan los derechos del pueblo trabajador boliviano, se cierran las puertas al racismo oligárquico y se marca la necesidad de regresar a la libertad y soberanía del pueblo para decidir su futuro.

¡¡Adelante compañeros y compañeras, adelante el pueblo de Bolivia¡¡

 

A 19 de octubre de 2020

20 de Octubre 2020

Camarada Raúl Marco, ¡Presente!

Escrito por

Apreciados/as camaradas del CC del PCE(m-l)

 

En nombre del CC del PCPE y del conjunto de la militancia del PCPE y de la JCPE, os pedimos trasladéis a la familia, camaradas y amigos del camarada Raúl Marco nuestro profundo pesar por su fallecimiento.

Leal a su clase, a la República, al Socialismo y a su Partido, el camarada ha fallecido siendo toda su vida un ejemplo de ética revolucionaria que le trasciende y ya es patrimonio de todo el pueblo trabajador de España.

Camaradas, con el dolor de perder a un gran dirigente del proletariado español, recibid nuestro más sentido pésame en forma de compromiso redoblado de mantener altas y combativas todas y cada una de las banderas que siempre levantó el camarada Raúl.

 

POR EL SOCIALISMO

POR EL COMUNISMO

CAMARADA RAÚL MARCO ¡PRESENTE!

El sábado 10 se reanudaba la sesión del Pleno del XI Congreso del PCPE con la presentación del Informe de Credenciales, reflejando los porcentajes de participación en el congreso.

Tras esto se daba paso a la exposición de los tres ejes restantes de la tesis 3, centrados estos en la agipro del Partido, la concreción y funciones del Aparato Central, y un último eje con varios temas como la seguridad, formación,etc., aspectos importantes para el desarrollo interno del Partido, que dieron lugar a aportes que ayudarán a avanzar en la tarea de convertir al PCPE en el Partido para el poder obrero y la revolución, tal y como marca el lema del Congreso.

Sobre las cuestiones que afectan a la mujer trabajadora, el Congreso refrendó en varias ocasiones la línea acordada en la II Conferencia Feminista del PCPE celebrada el pasado año.

Durante los espacios para la petición de palabra, se procedía a dar los resultados de votaciones anteriores, así como a leer los distintos saludos internacionales que continuaban llegando. Lectura del saludo del PC de Bielorrusia, y proyección de los video-saludos del PC de Cuba y del Partido Comunista Clandestino Colombiano junto a las FARC – Segunda Marquetalia.

Tras votarse y aprobarse finalmente la Tesis 3, se finalizaba la jornada sin problemas técnicos de conexión reseñables, con la presentación de los Estatutos por el camarada ponente, marcando los principales aspectos en los que se han centrado las enmiendas recibidas, dejando el debate para la última jornada de congreso, que iniciaba a las 9:40h del domingo 11, tras resolver todas las conexiones individuales y de subsedes.

Antes de iniciar el debate de las enmiendas a los estatutos, se proyectaba el saludo de los sindicatos del estado español afiliados a la FSM y el saludo del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP).

Durante el desarrollo de esta última jornada de congreso se hizo especial mención al camarada Melquiades que no pudo estar presente por las condiciones del confinamiento en Madrid, así como a la camarada Consuelo, que por cuestiones de salud no pudo estar presente, siendo ambos delegados al Congreso.

Tras finalizar el debate y votación de estatutos, se daba paso a la presentación de la Resolución Central del Congreso, centrada en la situación concreta que padece la clase obrera y el pueblo trabajador en la actual situación de pandemia, y las tareas para la ofensiva y la revolución, dejando el resto de resoluciones parciales para después de la elección del Comité Central (CC) y la Comisión Central de Garantías y Control (CCGC).

Las resoluciones parciales aprobadas tratan sobre la libertad de los presos políticos, la defensa del Mar Menor, la solidaridad internacionalista, el apoyo al 75º aniversario de la Federación Sindical Mundial (FSM), la solidaridad con los tres jóvenes murcianos, denominados “los jóvenes de las vías” y el apoyo a los jóvenes de Altsasu.

No sin algunas complicaciones técnicas que fueron finalmente resueltas, finalmente se realizó el debate y elección de la composición del nuevo CC y de la nueva CCGC por parte únicamente de los y las delegadas con derecho a voto, en una sala telemática distinta de la sala general del Congreso. Y posteriormente, la reunión del nuevo Comité Central, para la elección del Secretario General del PCPE, siendo elegido por unanimidad el camarada Julio Díaz, que fue presentado ante el Pleno del Congreso, a delegados/as y personas invitadas por parte del camarada Carmelo Suárez, Secretario General saliente tras 18 años en dicha responsabilidad, y que continúa ahora en la dirección, formando parte del Comité Central. 

Se cerraba el XI Congreso con la intervención del Secretario General Julio Díaz, llamando a continuar la construcción del Partido que necesita la clase obrera para organizar la revolución, a través de trabajo, dirección política colectiva, y aplicación de los principios marxistas-leninistas en la práctica de nuestra intervención como comunistas junto a las masas. Se cerraba este XI Congreso tan especial, con un gran aplauso a la intervención del nuevo Secretario General y el canto de la Internacional Comunista, himno del proletariado mundial y de su historia de lucha.

 

Página 1 de 9