Actualidad

El Comité Ejecutivo del PCPE ante la crisis desatada en la ciudad de Ceuta, DECLARA:

  1. El último episodio, por ahora, en las maniobras que las distintas potencias imperialistas y el sionismo realizan en la disputa por tratar de controlar el noroeste africano y el acceso al Mediterráneo a través del Estrecho de Gibraltar es la decisión de Marruecos de enviar a miles de personas desesperadas hacia Ceuta y Melilla, jugando con el riesgo cierto de sus vidas.
  2. Este suceso ocurre, por un lado, después del masivo envío de pateras durante el pasado verano a las islas Canarias por parte de Marruecos, que hoy sigue con un goteo menos intenso pero persistente. Y, por otro lado, justo antes de que se inicien las maniobras conjuntas de Marruecos y EE UU, en las que también está prevista la intervención de efectivos del Ejército de España, entre el 7 y el 18 de junio, denominadas “African Lion”. Estas maniobras se desarrollarán en parte en el Sáhara Occidental, en el territorio ocupado por Marruecos y contará con 7.800 efectivos del ejército del reino alauita.
  3. Coincide todo ello, al mismo tiempo, con el recrudecimiento de las hostilidades militares entre la RASD y Marruecos, también con la presencia del Presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) en España para atención médica y con una violencia generalizada de las tropas ocupantes y sus sicarios contra la población civil saharaui y, especialmente, contra sus activistas de mayor reconocimiento. La vulneración de los derechos humanos de la población saharaui se realiza con total impunidad y con el silencio de España y la Unión Europea, conocedores del terror y la persecución de las fuerzas represivas marroquíes.
  4. El multimillonario dictador marroquí, Mohamed VI, utiliza a su pueblo hambriento como parte de su estrategia política. Hoy Marruecos es el país que está en mejores condiciones por su posición geográfica para determinar los flujos migratorios del continente africano hacia Europa, así como para ejercer el control del Estrecho de Gibraltar que es un paso de más elevado interés militar en la guerra general que desarrollan las grandes potencias imperialistas.
  5. Por el lado español la reiterada amistad de la casa de los Borbones con los sucesivos dictadores alauitas sella una alianza que condiciona todo el escenario político a favor de Marruecos. Pero también los gobiernos de turno, y todos los partidos políticos sistémicos, se someten a lo que saben que son las reglas del juego en el noroeste africano y, por ello, ninguno se enfrenta a Marruecos, que actúa con total impunidad en su corrompida política.
  6. El capitalismo español, al igual que lo hace el francés y el resto de Europa, tiene intereses estratégicos en Marruecos, con inversiones millonarias y unas importaciones a bajo precio de las que obtienen grandes ganancias. Ese factor también juega a favor de Marruecos.
  7. El objetivo actual de Marruecos es el de garantizar que el gobierno español, el actual o cualquier otro que pudiera darse en el próximo futuro, se alinea con sus intereses y no interviene políticamente de forma que obstaculice sus afanes expansionistas y su peso político en la escena internacional. Ello hasta el extremo de que en el inicio del año 2020 aprobó en su “parlamento” dos leyes delimitando sus aguas continentales que invaden tanto la soberanía saharaui como la soberanía de las aguas españolas en Canarias. El gobierno español, ninguno de los partidos políticos sistémicos, ha realizado una denuncia de tales leyes ilegales e ilegítimas. Se convierte, por tanto, en política de estado que, de hecho, prevarica al no respaldar resoluciones internacionales que la obligan a su aplicación.
  8. Se añade a todo lo anterior el proceso de rearme de Marruecos, apoyado por EE UU y la entidad sionista de Israel, con una modernización de sus recursos de guerra que le sitúa en clara ventaja con respecto a España, especialmente en la zona de Canarias.
  9. El gobierno español (hoy este de PSOE-UP, pero mañana cualquier otro), está metido en una trampa de la que no sabe salir. Por un lado sus propios intereses como país imperialista débil, y por otro sus necesidades de mantener alianzas favorables con los imperialismos principales, le dejan en una situación extremadamente difícil, pues lo que es bueno para una cosa es malo para las otras. Marruecos utiliza de forma muy premeditada este conflicto de intereses y, por su parte no hay ni principios éticos ni lealtades “entre países amigos”
  10. Esta situación solamente tiene salida con un poder político en España que fuera firme defensor de la soberanía del país, que estableciera acuerdos con Marruecos y otros países de la zona sobre la base del leal beneficio mutuo y, ello es de la mayor importancia, que reconociera a la República Árabe Saharaui como titular del territorio del Sáhara Occidental asumiendo sus responsabilidades como antigua potencia colonial, y frenando el expansionismo marroquí, que hoy lleva a España a una situación de mayor debilidad según lo tolera y se atemoriza. Las condiciones de España como país capitalista constituyen un impedimento insuperable para realizar una política con esta orientación soberana y de defensa de la legalidad internacional. Por ello España, su monarquía, y cualquiera que sea el gobierno en el marco del capitalismo, estará siempre en una trampa en las que lleva todas las de perder.
  11. El PCPE concreta su respuesta a esta situación con los siguientes compromisos políticos, como expresión de la voluntad de nuestro pueblo de denunciar las políticas del gobierno:
  • Denunciar la venta de nuestra soberanía e independencia nacional por parte del gobierno de España (el de hoy, y también los anteriores). 
  • Realizar una práctica política solidaria con el hermano pueblo saharaui, apoyando las Marchas por la Libertad que se han iniciado con esta fecha y que culminarán en Madrid el 19 de junio. El PCPE exige el reconocimiento oficial de la República Árabe Saharaui Democrática por parte del gobierno 
  • Denunciar la realización de las maniobras “African Lion”, y exigir al gobierno de PSOE-UP que las tropas españolas no participen en tales maniobras, impidiendo su realización en las aguas territoriales de Canarias. 
  • Denunciar a la dictadura marroquí por el robo multimillonario a su pueblo y por la utilización de su hambre como herramienta política al servicio de las grandes potencias y de los monopolios internacionales que operan en ese país.
  • Exigir la inmediata clausura de las bases militares de la OTAN y EE UU en España, así como la salida de nuestro país de la OTAN.
  • Exigir un Estatuto de Neutralidad para Canarias, que preserve a las islas de la lógica militarista que se está imponiendo en el área.
  • Exigir el cese inmediato de todas las intervenciones militares españolas en los diferentes países africanos.

A 21 de mayo de 2021

 

Comité Ejecutivo del PCPE

En otra muestra más de hipocresía política, el gobierno de la socialdemocracia “más progresista” de PSOE/UNIDAS PODEMOS muestra su cara guerrera al prorrogar por un año el Tratado o Convenio de utilización de las bases americanas en España, principalmente las de Rota y Morón.

Este acuerdo vence el 21 de mayo, después de la última renovación realizada en 2013. La prórroga por un año es consecuencia de los protocolos del propio tratado que menciona la misma de forma automática para su renovación o la de la denuncia para el desmantelamiento de las bases en ese mismo plazo de un año. Con el silencio del gobierno desde hace un año, no hace falta graduarse en Oxford para leer que el gobierno opta por la guerra, entre otros motivos, porque, como dice el ministro de Consumo y coordinador general de IU, “se crean puestos de trabajo”.

Los partidos de la derecha, que reiteradamente se rasgan las vestiduras con la demagogia “de la defensa de la patria”, tampoco denunciarán esta violación y cesión histórica de la soberanía, callando y plegándose como fieles lacayos al imperialismo yanki. A estos no les tosen.

El PCPE articula su análisis de la lucha de clases en España sobre la base de la farsa que ha representado la llamada Transición en la defensa de los intereses de la clase obrera y sectores populares, que consideramos como pilar fundamental de la soberanía y la independencia, correspondiéndose asimismo con la lucha por la hegemonía que el imperialismo pretende conseguir con el control estratégico que representa la Península Ibérica y el paso del estrecho de Gibraltar. 

En este contexto, el gobierno actual, sigue los pasos que ya se establecieron en 1953 y por eso la renovación mantiene la toxicidad franquista que ha determinado el papel del estado español de cara a la guerra.

Por todo ello, el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) denuncia:

  • Que el Convenio de las bases militares de los EEUU (llamado originalmente “Tratado de Amistad y Cooperación”) es una apuesta por la guerra y en contra de la paz.
  • Que las bases norteamericanas ni han sido, ni son, ni serán enclaves para la defensa del territorio nacional, si no, muy al contrario, bases operativas de ataque a terceros países.
  • Que las bases operan también en el marco de los objetivos de la OTAN, abundando con ello el compromiso con el imperialismo y sus macabros desafíos.
  • Que las bases son utilizadas para albergar armamento nuclear que portan los buques de la armada norteamericana que atracan o se emplazan en la base de Rota.
  • Que las bases facilitarán la operatividad del Mando para Africa (AFRICOM) con la intención de cambiar su actual sede de Stuttgart a la base gaditana.
  • Que la renovación del Convenio no se establece para mejorar el papel del estado español en la relación bilateral con los EEUU, si no como una muestra más de subordinación.
  • Que la renovación forma parte del compromiso de aumentar los presupuestos militares hasta el 2% del PIB, que atenta contra los fondos destinados a los necesarios, por limitados, gastos sociales
  • Que el actual gobierno (como los anteriores) ningunea las condiciones del referéndum sobre la OTAN que, entre su argumentario, establecían el desmantelamiento de las bases.

Ante la apuesta por la guerra que representa la renovación del Tratado, el PCPE hace un llamamiento a las y los trabajadores, capas populares y sectores antibelicistas para tejer y organizar una campaña que arrincone la cultura del crimen contra los pueblos que, en el actual caso de las bases, se impone diabólicamente como elemento consustancial a su existencia.

A 21 de mayo de 2021

Comité Ejecutivo del PCPE

El comandante Jesús Santrich, integrante de la Dirección de las FARC-EP, Segunda Marquetalia, fue emboscado y asesinado por comandos especiales del criminal ejército de Colombia el pasado 17 de mayo. 

Por orden directa de Iván Duque, los comandos penetraron hasta la zona binacional de la Serranía del Perijá. Ya en territorio venezolano, acribillaron y lanzaron granadas contra la camioneta en la que viajaba, asesinando al camarada y poniendo fin a una vida que había sido puesta al servicio, de forma consecuente y honesta, de la creación de una Colombia en paz.

Al valiente pueblo colombiano, que suma ya tres semanas de protestas contra el gobierno, la policía y el ejército del Estado narco-terrorista de Colombia, le pedimos que no cese en su lucha, que no permita que sus ansias de cambio sean apaciguadas por la tiranía de Duque y Uribe o por las mentiras de socialdemócratas y reformistas, cuyas promesas son meras ilusiones y en cuyo trasfondo se esconde el anhelo de salvar al capitalismo de sí mismo.

La guerra desatada por el imperialismo contra los pueblos que luchan por su soberanía e independencia, tiene una trinchera avanzada en Colombia. El pueblo colombiano lleva penando décadas de asesinatos, tortura, cárcel, desapariciones, represión indiscriminada y un sinnúmero de medidas aterradoras que no han conseguido doblegarle. Su entereza y combate estimulan también al resto de los pueblos que resisten la violencia del capitalismo en su criminal fase imperialista.

La lucha es el único camino para tumbar al actual régimen oligárquico y corrupto de Colombia. No hay mayor homenaje que seguir el legado de los camaradas caídos, pero que siguen con nosotros, continuando la lucha insobornable por el marxismo-leninismo, la revolución y el socialismo.

Desde el Estado español el Partido Comunista Obrero Español (PCOE) y el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) mostramos todo nuestro apoyo, reconocimiento y solidaridad internacionalista a las FARC-EP Segunda Marquetalia, al Partido Comunista Clandestino Colombiano y al Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, así como a los familiares y amigos del camarada Jesús Santrich.

¡NI OLVIDO NI PERDÓN!

¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!

A 20 de mayo de 2021

Comité Ejecutivo del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)

Comité Ejecutivo del Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE)

 

 

A raíz de la presentación de la moción de censura en Murcia y el adelanto electoral en Madrid, en el PCPE  escribimos:

Solo una interpretación fundamentada en el materialismo histórico puede arrojar luz para entender la compleja realidad sociopolítica de España. Con el único análisis que se nos propone desde los partidos del sistema y las empresas de comunicación, es imposible trascender la anécdota y lo aparente que oculta el verdadero conflicto de clases y las estrategias de dominación del bloque dominante oligárquico-burgués.

Ahora, tras el resultado electoral del 4 de mayo y tomado el tempo para salir de la avalancha informativa generada,  no solo sigue vigente esta afirmación, sino que se convierte en urgente colocar un análisis que permita

1) Entender qué es lo que está sucediendo.

2) Proponer las vías de superación del marco actual para salir de la derrota en la que queda posicionada la clase obrera y el conjunto de sectores populares.

La crisis estructural del sistema lo marca todo y acelera los procesos políticos haciendo que el ritmo de los acontecimientos haga que lo que escribimos hoy se quede antiguo en pocos días, así que no corresponde que en la valoración del resultado electoral entremos en elementos que no sean centrales.  Consecuentemente situaremos, desde nuestra posición de clase y revolucionaria,  únicamente aquellos elementos que sirvan para cumplir con los dos objetivos antes señalados y abordar los elementos secundarios únicamente como lo que son.

¿Qué está sucediendo?

La profunda crisis estructural del capitalismo que  alcanza a la totalidad de la realidad de la formación sociopolítica española, hace que el bloque dominante oligárquico-burgués busque constantemente las vías que permitan darle continuidad a su dominación y resitúa constantemente a los agentes económicos, políticos y sociales con los que gestiona su posición hegemónica.  No podemos tener fotos fijas, la dialéctica construye la realidad de la lucha de clases.

Crisis,  paro, apartheid social/tecnológico, pobreza, exclusión, precariedad, infraviviendas…son un cóctel perfecto para la desestabilización social  y la posterior explosión social protagonizada por los sectores populares y la clase obrera, que la burguesía necesita desactivar.  El papel histórico que juega la socialdemocracia política y social/sindical siempre ha sido ese y, en cualquiera de sus expresiones organizativas, durante estos años no ha dejado nunca de serlo.  Desde el triunfo de la moción de censura contra el gobierno del PP, con el gobierno de la socialdemocracia –bien del PSOE solo o en coalición con UP- la desmovilización es patente y si se exceptúa del cómputo de huelgas las realizadas en Euskadi y Catalunya, el retroceso en las movilizaciones obreras es indiscutible.   El compromiso con la gestión del Gobierno, a la vez que sienta definitivamente a las organizaciones sindicales mayoritarias en la mesa del diálogo social como misión principal de su existencia de interlocutores sociales, ha hecho que, de facto,  se abandone la movilización y las reivindicaciones frente a las contrarreformas laborales y de las pensiones aprobadas por los anteriores gobiernos del PSOE y PP y se abandone el conflicto social y la lucha a cuenta del manido recurso de “los otros son peores”. Nunca el recurso del mal menor aporta nada positivo a la clase trabajadora.

La progresiva desmovilización de la clase obrera, genera una constante pérdida de conciencia y referencialidad de clase que, traicionada constantemente por quienes dicen representarla, acaba apoyando en muchos casos  a la opción más consecuente con ese tipo de políticas. La clase trabajadora, cuanto más desmovilizada, más permeable a la dominación ideológica burguesa.  El individualismo, la competitividad y la insolidaridad se impone a los valores de nuestra clase.  Este lento proceso acaba imponiéndose en amplios sectores que abrazan el discurso más reaccionario y abandonan las posiciones socialdemócratas que antes apoyaron. El despliegue de este discurso utilizando todos los medios de propaganda del sistema (prensa, radio, tv, rrss, etc.) se muestra en la repetición sistemática y de nula capacidad analítica de lo que a veces denominamos “mayoría social”, que repite irracionalmente  una posición anticomunista.

Una vez hecha la tarea de neutralizar la movilización del pueblo, para que sea posible naturalizar y normalizar todas y cada una de las expresiones más execrables de la condición humana entre los sectores más vulnerables a la penetración ideológica del sistema, el bloque de dominación oligárquico-burgués ya no requiere necesariamente el concurso de la socialdemocracia y puede prescindir de ella. El siguiente paso es colocar como gestoras de la crisis a las opciones que apuestan sin ambages por una guerra  para arrasar ideológicamente con las posiciones solidarias y de clase, y por políticas que erosionan los derechos históricos de la clase obrera, los servicios públicos y la protección social.  Ese el papel que le corresponde al PP y a la ultraderecha de VOX.

¿Es posible que estemos en este escenario?  Sin duda la dialéctica de las alianzas dentro del propio bloque de dominación oligárquico-burgués, ahora se inclina hacia esta posición en la que la gestión socialdemócrata aunque aún tiene pendiente legislar y aplicar todo el paquete de ajustes que impondrá la Comisión Europea para recibir los millones del Fondo de Recuperación, puede empezar a ser sustituida por una derecha política profundamente autoritaria y neofascista que, entrando en tierra quemada por el individualismo y el chovinismo, pretenda:

  • liquidar cualquier atisbo de resistencia obrera y popular frente a los planes de desvalorización absoluta de la fuerza de trabajo y la consecuente escalada de la pobreza.  
  • imponer una superación centralista del conflicto territorial.
  • profundizar una agenda ideológica y cultural profundamente reaccionaria anclada en los valores más clasistas y patriarcales del nacional-catolicismo.
  • dar continuidad a los planes de sumisión a la estrategia más belicistas del bloque atlántico.
  • implementar una agenda económica y social neoliberal orientada a liquidar el sector público entregándolo a las garras de especuladores.

 Igualmente, en esta situación se impone de definir con claridad las claves del fracaso de la vieja y la nueva socialdemocracia, y apuntar por dónde pueden ir los ejes de su futura recomposición en torno a un modelo similar al que representan los Verdes alemanes y para el que la escisión liderada por Errejón se apunta con vehemente claridad.  También queda la anécdota de qué hará o dejará de hacer Pablo Iglesias,  Alberto Garzón y su desaparecida y muda IU o Yolanda Díaz liderando una Unidas Podemos en horas bajas; pero para eso ya habrá tiempo y la realidad irá mostrando el camino de cada cual.

Por último señalar que el más que insuficiente resultado de la Coalición por la Unidad Comunista PCOE-PCPE, ha respondido a diversos factores que, más allá de la clarísima polarización del voto, responden sobre todo  a un insuficiente desarrollo organizativo y la muy reducida capacidad de trabajo y  capacidad de dirección política de masas que aún muestra el  Partido y la Juventud.

 

15 de mayo de 2021.  

Tras un nuevo paso, esta vez en un barrio de Jerusalén,  en la sistemática política para expulsar a la población palestina de su Tierra,  la criminal entidad sionista (Israel) responde a la Resistencia con represión y bombardeos militares sobre población civil de Gaza.  Decenas de personas  asesinadas que solo son noticia durante unas horas y que se unen a la infinita lista de Mártires que riegan Palestina  con su sangre desde hace más de 80 años.  Una vergüenza normalizada que se asume como inevitable por la llamada Comunidad Internacional y que, en el colmo del cinismo, solo se atiende con un llamado a la “contención por las partes”.  ¡Acaso es posible establecer un paralelismo entre el agresor y el agredido, entre el asesino y la víctima!  En el caso de Palestina es así desde el fatídico  año de 1948 en el que, con la vergonzosa cobertura internacional de Naciones Unidas, la ocupación sionista inició mediante el terror sistemático la expulsión de la población palestina y la ocupación programada de su tierra por parte de colonos extranjeros.

En vísperas de Al- Nakba de 2021, la Catástrofe, que conmemora la expulsión de la más de la mitad de la población palestina por el ocupante sionista, y ante la evidencia de la continuidad de la política genocida que busca acabar con la existencia del pueblo palestino, el Comité Ejecutivo del PCPE

DECLARA.

El derecho a una Palestina laica y democrática, exige el derecho al retorno de todos los refugiados y refugiadas y el fin inmediato de los asentamientos de colonos/ocupantes en Tierra Palestina.  Palestina es una nación con su capital en Jerusalén y un territorio definido que limita con el río Jordán y el  Mediterráneo y, de ninguna manera, puede articularse bajo la ocupación sionista.

Hace ya muchos años que la evidencia de la realidad diaria demuestra que la existencia del Estado de Israel, ha devenido en la legalización internacional de un estado terrorista que practica sistemáticamente una política de represión genocida contra el pueblo palestino y su legítima Resistencia.  Consecuentemente, en una lógica de coherencia revolucionaria y defensa inequívoca del internacionalismo proletario, al PCPE no le vincula ninguna decisión adoptada en su momento por una parte importante del movimiento comunista internacional, al unísono con la Unión Soviética, en el sentido de justificar la existencia del Estado de Israel.  El papel genocida y pro imperialista de lo que ha venido a llamarse el “portaviones” de los EEUU en Oriente Medio, no admite dudas, ni más dilaciones al respecto.

Nuestra historia nos determina, pero no puede condicionarnos hasta el extremo de, por ninguna causa,  mantener grado alguno de complicidad con la entidad sionista.  Por ello, igualmente, exigimos la inmediata ruptura de relaciones diplomáticas de España con Israel y el cese de cualquier colaboración económica, policial o  militar.   La presencia reconocida de agentes del Mossad en las comisarías españolas en el caso de la detención del periodista Muath Hamed y el silencio cómplice ante el encarcelamiento de la cooperante española Juana Ruiz, expresan hasta qué nivel España participa de las políticas genocidas de Israel.  A los 30 años de la Cumbre de Madrid que abrió el camino a los vergonzosos Acuerdos de Oslo entre la entidad sionista y la autodenominada Autoridad Nacional Palestina, la total complicidad de la Jefatura del Estado y de todos los gobiernos españoles con Israel, los convierten en colaboradores necesarios de constantes crímenes contra la Humanidad. 

La Resistencia Palestina se convierte en guía y faro de todos los pueblos al demostrar con su ejemplo que frente al fascismo y el imperialismo, solo es posible Luchar para Vencer.

Todo nuestro apoyo a quienes, con todos los recursos a su alcance,  luchan por la Libertad de su pueblo.   

Nuestra solidaridad internacionalista y  recuerdo emocionado a los Mártires y a los miles de presos y presas palestinas que sobreviven en las cárceles de exterminio israelíes.   Un recuerdo muy especial para Ahmed S’Aadat, Secretario General del FPLP, secuestrado en las cárceles israelíes

SOLIDARIDAD CON EL HERÓICO PUEBLO DE PALESTINA.

PALESTINA VENCERÁ.

El Partido Comunista de los Pueblos de España y su Juventud, la JCPE, ante el cobarde asesinato del camarada Óscar Rangel, en el municipio Bolívar del Estado Táchira el pasado 8 de mayo; se solidariza con el conjunto de la militancia del PCV y de la JCV, con sus familiares y amigos.

El PCPE y la JCPE manifestamos nuestra preocupación por la seguridad de nuestros camaradas en Venezuela, este es el segundo asesinato de un camarada del PCV, pero las amenazas contra la militancia comunista se multiplican especialmente en los territorios de frontera y en zonas de disputa de la tierra. Grupos paramilitares de la frontera colombo-venezolana y mafias de diverso origen y composición, son el origen de este asesinato y el de decenas de dirigentes sindicales, del campesinado y del movimiento popular.

La lucha de clases y la agresión imperialista en Venezuela se expresan cada vez con mayor crudeza en la hermana Venezuela, el Estado debe garantizar la vida de los revolucionarios y revolucionarias, combatiendo las mafias enquistadas en diversos ámbitos, los sicarios vinculados a terratenientes y empresarios y a los grupos paramilitares colombianos.

Reconocemos el inquebrantable e insobornable compromiso del PCV y la JCV con la defensa de la Patria y su soberanía, en la lucha contra el imperialismo y por el Socialismo. Ni los asesinatos y amenazas, ni los intentos por borrar del mapa al Glorioso Partido Comunista de Venezuela, podrán doblegarlo.

Camarada Óscar Rangel, ¡Presente por siempre!

¡Viva el Partido Comunista de Venezuela!

¡Viva el internacionalismo proletario!

Comité Ejecutivo del PCPE, Madrid, 12 de Mayo de 2021

El Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE), ante los graves hechos de represión contra el pueblo colombiano por parte del Gobierno de Iván Duque, manifiesta su total solidaridad con el movimiento popular colombiano en lucha por sus derechos, por la paz con justicia social y contra un gobierno narco-paramilitar entregado a los intereses de la oligarquía y de los monopolios internacionales.

 

¡Viva el Internacionalismo Proletario!

¡Viva el Paro Nacional!

¡Hasta la victoria siempre!

Ante la gravedad de la detención de la compañera española Juana Ruiz Sánchez por los servicios secretos represivos de la entidad sionista de Israel, el Partido Comunista de los Pueblos de España exige su inmediata puesta en libertad, ya que Juana, como miembro de la organización Health Work Committees, sólo estaba desarrollando tareas relacionadas con la defensa de los derechos del Pueblo Palestino cuando fue detenida y encarcelada por el ocupante sionista.

La compañera Juana Ruiz fue detenida por el ejército de ocupación el pasado 15 de abril, bajo la modalidad de detención administrativa, una modalidad contraria al Derecho Internacional Humanitario que permite al ocupante detener a cualquier persona sin formulación ninguna de cargos y por un tiempo indefinido.

El caso de la compañera Juani es solo un caso más entre los miles de palestinos y palestinas encarcelados en las prisiones de exterminio sionistas, incluido menores de edad.

Pero más allá del caso de Juani, la reciente detención e interrogatorio ilegal por parte de la Guardia Civil y el Mossad del periodista palestino Muath Hamed, demuestra la profunda penetración en nuestro país de los servicios secretos israelís y la coordinación represiva entre los dos estados.  El Gobierno español debe cesar toda colaboración con la entidad sionista de Israel, que desde 1948, impone un régimen de terror, racista y de apartheid contra el Pueblo Palestino que manifiesta el objetivo genocida, nunca declarado.

Por todo ello, el PCPE exige:

A la entidad sionista de Israel, que libere de forma inmediata a la compañera Juani.

Al Gobierno de España, que cese en su posición genuflexa y servil hacia el ocupante sionista y fuerce la inmediata liberación de la compañera.  

La ruptura de los acuerdos de colaboración militar y de inteligencia con la entidad sionista, la ruptura de los acuerdos económicos y el fin de las relaciones diplomáticas.

El Partido Comunista de los Pueblos de España quiere mostrar su total solidaridad con la compañera Juani, sus compañeros y compañeras, familiares y amigos.  Igualmente mostramos todo nuestro apoyo a la labor humanitaria que, en las más difíciles condiciones impuestas por los ocupantes israelís, realiza la organización sanitaria Healt Work Committees.

¡Por la LIBERACIÓN INMEDIATA DE LA COMPAÑERA JUANA RUIZ SÁNCHEZ!, 

VIVA LA SOLIDARIDAD INTERNACIONAL.

VIVA EL INTERNACIONALISMO PROLETARIO

Llega abril con la necesidad urgente de rememorar en la práctica aquel 14 de abril de 1931, en el que el pueblo organizado forzó a los Borbones a poner pies en polvorosa, para protegerse de la justa ira de un pueblo explotado y oprimido que dijo BASTA.

90 años después, tras una guerra orquestada por oligarcas y sotanas para derrotar el poder obrero y popular que representada el gobierno del Frente Popular, tras 40 años de una sangrienta tiranía y la Transición constitucional, que aseguraba la continuidad del poder de clase de quienes llenaron de muerte los campos y cunetas de España, vuelve a ser necesario decir BASTA.

Un BASTA por la exigencia democrática de enfrentar sin ambages, ni cinismo, a la Jefatura de Estado impuesta por el fascista Franco, para garantizar el dominio de quienes siempre han considerado España como su finca, y cuyo trofeo de caza mayor nunca ha dejado de ser el pueblo trabajador a costa del que siempre han vivido a cuerpo de REY.

Por ello, resulta imposible hablar de republicanismo y de democracia real, sin ambicionar la derrota del poder de la clase que nos sojuzga desde hace casi 200 años. La BURGUESÍA.

La burguesía y su dictadura del capital ya no puede ofrecer ningún avance democrático.  Su poder expresa, con la rigidez propia de una férrea dictadura de clase que todo lo domina, un poder decadente que sobrevive en un estado sumido en una profunda crisis y, cuya única alternativa, es profundizar todos y cada uno de los rasgos más reaccionarios y violentos que lo caracterizan.

La monarquía es el símbolo de un poder agotado incapaz de ofrecer alternativas a la situación de crisis económica, social, institucional y territorial que padece España y, llegado el caso, este mismo poder, puede tener la tentación de oxigenarse y buscar una prórroga a su dominación, cambiando un rey a su servicio por un presidente de una república burguesa a sus órdenes.

No aceptamos esa falsa alternativa y la denunciamos como un engaño a la memoria histórica y el presente del pueblo trabajador. Relevar al Jefe de Estado para que nada cambie no nos sirve para nada. 

Un republicanismo que proclama vehemente la Constitución del 78 y defiende sin peros nuestra adhesión a la UE, la OTAN, el Euro y la presencia en suelo del estado español de las bases norteamericanas, ese republicanismo no es más que un cambio para que nada cambie, no nos sirve para quienes todo lo producimos porque no cambia nuestra realidad de explotación y opresión.

Denunciamos lo que esconden las proclamas republicanas de quienes tras prometer la Constitución monárquica y burguesa delante del rey, hablan de republicanismo “constitucional”. Su estrategia está acorde y responde a las necesidades de los sectores oligárquicos mejor posicionados de este país que ya trabajan con planes concretos para relevar a una monarquía cuyo hedor ya solo se hace tolerable para los más reaccionarios y fascistas de esta sociedad.

Tácticamente unimos nuestras fuerzas a quienes claman en la calle por la derrota de la monarquía y marcharemos este 14 de abril con compañeros y compañeras de diversas tendencias dentro del ámbito de la lucha republicana, pero nuestro deber como Partido revolucionario es decir la verdad y ayudar a las masas obreras y populares a desentrañar la madeja que nos impide ver los intereses reales –los de clase- que se esconden detrás de cada posición.

La nuestra es una alternativa para el poder de la clase obrera, una REPÚBLICA SOCIALISTA, que derrote el poder de la dictadura del capital en crisis que nada positivo tiene que ofrecernos. Una República Socialista para levantar un NUEVO PROYECTO HISTÓRICO para los pueblos y naciones de España, basado en el PODER OBRERO y la AUTODETERMINACIÓN.

Para eso luchamos y para eso no solo nos organizamos en estructuras de participación popular republicanas, sino que trabajamos para que el conjunto de estructuras organizativas del movimiento obrero y popular progresivamente vayan incluyendo la reivindicación republicana y socialista en sus programas.

Si su dominación es global, nuestra respuesta también debe serla.

14 DE ABRIL DE 2021.

POR LA REPÚBLICA SOCIALISTA DE CARÁCTER CONFEDERAL.

REPÚBLICA, SOCIALISMO, AUTODETERMINACIÓN.

19 de Marzo 2021

Acto público: la lucha de clases hoy

Escrito por

La clase obrera está siendo golpeada por el trabajo precario, la reducción de salarios  y la vulneración de los derechos sindicales.

Se incrementa  la sobreexplotación de la mujer obrera y de la juventud trabajadora.

Se recortan  libertades, continúa vigente la ley mordaza  y la violencia de los aparatos del estado no deja de crecer.

Y un largo etcétera de ataques al pueblo trabajador.

Frente a todo ello la propuesta comunista a través de los Secretarios Generales del PCPE y del PCOE.

¡¡¡¡No te lo puedes perder!!!!

http://comunistas.eu/unidad

Página 1 de 11