Video de la concentración en Valencia frente a las oficinas de Eurener, empresa que sanciona y represalia a nuestro camarada Aitor por exigir los derechos que les corresponde. ¡Tu lucha decide! ¡Por un trabajo Digno!

El Ateneo Socio-Cultural Viento del Pueblo va  a rendir homenaje a Miguel Hernández durante los meses de octubre y noviembre con las Jornadas “Viento del Pueblo” y bajo el lema “Verdad, Justicia y Reparación para las Víctimas del Franquismo”.  En el homenaje colaboran la Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, la Fundación Cultural Miguel Hernández, la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Orihuela, la Coordinadora de Asociaciones de la Memoria Histórica de la Provincia de Alicante (COAMHI), la Fundación Obrera para la Investigación y la Cultura (FOIC) y el Partido Comunista de los Pueblo de España (PCPE). 

Se celebrarán dos conferencias: la primera el jueves 24 de octubre, a cargo del prestigioso historiador Francisco Moreno Sáez, sobre la represión franquista en Alicante tras la Guerra Civil, con el título “La represión franquista en Alicante en los primeros años de la dictadura”; y la segunda conferencia, impartida por el filólogo Manuel Valero Gómez, el jueves 31 de octubre, con el título “Le llamaron posguerra a este trozo de río. Poesía y exilio interior durante la posguerra alicantina”. Ambas conferencias tendrán lugar a partir de las 20 horas en la sede del Ateneo (calle del Río, 8, Bajo, junto a la UMH).  

El sábado 26 de octubre, a partir de las 12 horas del mediodía, en el monumento a Miguel Hernández situado frente a la Estación Intermodal de Orihuela, se desarrollará un “Homenaje Republicano” en el que se leerá  un Manifiesto y a continuación se ofrecerá un recital de poesías. También actuarán los cantautores Román LC y Arón Dubh. 

El miércoles 30 de octubre, día en que se conmemoran los 109 años del nacimiento de Miguel Hernández, el músico José Miguel Arranz y el dúo Old Folks (Jesús Parra y Gonzalo Peñalosa), ofrecerán, a partir de las 20 horas en el Auditorio de la Lonja, el recital y concierto  “Miguel Hernández, Sublime”. 

Las Jornadas concluirán el sábado 9 de noviembre con el homenaje a los fusilados en el cementerio de Orihuela en octubre y noviembre de 1939, que se iniciará a las 12 horas del mediodía en el monumento a los fusilados hace justamente 80 años.    

 

En la tarde del 14 de octubre, Convocados por espai de trobada per la llibertad, unas 200 personas que entendemos que los pueblos deben tener el derecho a decidir su futuro y que nadie debe estar preso por pretender que el pueblo vote su destino, nos hemos concentrado en la puerta de la estación de Renfe en Alicante.    
 
El juicio y la sentencia sobre el process en Cataluña ha sido, como se esperaba todo un montaje para  incrementar el patrioterismo español, tratando de humillar a un pueblo que desde una movilización absolutamente pacífica han visto como la represión del estado les impide ejercer lo que entendían como un derecho.  A la oligarquia española le viene bien, no hace falta nada más que escuchar los sloganes de campaña donde todos los partidos luchan para ver quien es más español. Y la burguesía catalana negociará sus posición con  la sangre de la clase obrera.
 
El PCPE considera que vivimos tiempos donde la libertad se recorta, donde la ley mordaza, pese a las promesas, sigue más en vigor que nunca, donde la justicia está al servicio del poder, ya que es el poder quien la nombra, por esos y muchos más motivos, no podemos dejar de luchar junto con los pueblos que deciden ejercer su derecho a decidir.  Para el PCPE el derecho a la autodeterminación de los pueblos es un derecho básico y lo vamos a seguir defendiendo. Que existan presos políticos y políticos presos no por robar sino defender dentro del sistema establecido, demuestra que no vivimos en democracia. Ahora que se habla tanto del dictador, no podemos olvidar  que nos dejó de heredero a un borbón, y que el siguiente envió al ejercito a reprimir al pueblo Catalan.  Del tirano es la frase de “lo dejo todo atado y bien atado” y los comunistas y las comunistas luchamos por desatar lo que la infamia dejo atado
El viernes 4 de octubre por la tarde se juntaron una veintena de camaradas, amigos y familiares de Aitor para reivindicar su readmisión en Eurener. La empresa está situada en uno de los dos edificios de El Corte Inglés que hay en la céntrica calle Colón de Valencia, la más cara de la ciudad en cuanto a alquiler y venta de locales comerciales. Es una parte del edificio con entrada independiente y destinada exclusivamente al alquiler a empresas para que situen allí sus negocios. 
 
La concentración se realizó en la puerta de acceso a las oficinas bajo la consigna de hacerse notar pero sin caer en ninguna provocación. Se desplegaron dos pancartas con los lemas “Eurener = explotación” y  “¡Aitor readmisión! Ni represalias ni chantajes”. Se repartieron octavillas explicando el motivo que nos habían llevado allí. Los viandantes miraban con curiosidad el evento y algún turista hizo fotos. Hubo varias muestras de solidaridad espontánea de personas que se acercaron a preguntar qué empresa es Eurener y el motivo del despido.
 
Se gritaron consignas con fuerza y ganas como “Viva la lucha de la clase obrera”, “Aitor readmisión sin chantaje ni sanción”, “Eurener empresa explotadora”. El ambiente fue muy positivo y la presencia del PCPE y la JCPE quedó bien patente.
 
Eurener insiste en presionar a Aitor para que retire su legítima demanda de reclamación de salarios y categoría profesional. Como no ha cedido ante las amenazas la empresa ha desencadenado unas represalias sin escrúpulos que consisten en dos sanciones de suspensión de empleo y sueldo de 4 meses que han culminado en un despido disciplinario. Además ha interpuesto una demanda de responsabilidad civil con la que reclama a Aitor 60.000€ de una mercancía que un cliente no pagó. Ante semejante despropósito los presentes mostraron solidaridad y demostraron que la mejor manera de actuar ante estos hechos es organizarse y luchar.

Desde el PCPE y su juventud queremos expresar toda nuestra repulsa ante la violación

grupal cometida a una joven de apenas 18 años en la discoteca Indiana de Valencia. Una

agresión sexual que tuvo lugar ante el silencio y la pasividad de los asistentes del local,

quienes pudiendo ayudar a la chica, decidieron mirar hacia otro lado y ser cómplices de los

violadores. Por su parte, la empresa donde sucedieron los hechos, según testigos, está

poniendo trabas a la investigación y denuncia de los mismos, poniendo por delante su

imagen y sus ganancias económicas.

Una vez más, nos encontramos ante un episodio de violencia de género de entre los

muchos que sufren cada día las mujeres, dado que seguimos viviendo en una sociedad

patriarcal y capitalista que, por mucho que trate de poner parches y se adorne de mil

modernidades, sigue colocando a la mujer en una posición inferior a la del hombre y

beneficiándose de ello.

Los y las comunistas no miramos para otra parte ante las injusticias. Condenamos todo

este tsunami de violencia que padecen las mujeres, fruto de un sistema de dominación

viejo y caduco que debe ser superado. Basta de roles de género, acoso, abusos,

agresiones, malos tratos, discriminación laboral, brecha salarial, feminización de la

pobreza, cosificación, decisión sobre los cuerpos de las mujeres y comercialización con los

mismos por el mero hecho de ser mujeres.

Es hora de transformar toda la indignación en una ola de revolución que arrase con esta

sociedad patriarcal fundada en la discriminación de género, con esta sociedad capitalista

basada en el robo legalizado a los trabajadores y trabajadoras, con esta sociedad española

fundada en la reacción y el conservadurismo nacional-católico.

Queremos expresar toda nuestra solidaridad con la joven agredida y con todas las mujeres

que sufren el patriarcado en sus carnes día tras día. Condenamos a los agresores y la

impunidad con la que actúan. Hacemos un llamamiento a la sociedad a rebelarse contra el

machismo y la explotación.

 

¡Patriarcado y capital, alianza criminal!

¡Revolución o barbarie!

Partido Comunista de los Pueblos de España

Comité Intercomarcal de Valencia

2 de Octubre de 2019

PCPE y JCPE apoyamos la convocatoria que organizan los Comités para la Unidad Obrera para el Jueves 3 de octubre en la estación de RENFE d´Alacant.

 

Contra la explotación: Clase obrera a la ofensiva

 

Desde las últimas décadas, los y las trabajadoras hemos sufrido el pacto social, también llamado concertación social, que ha supuesto una retahíla de contra-reformas laborales, aumentando la precariedad laboral, así como los pensionazos, que nos empobrecen en una etapa muy vulnerable de nuestras vidas, entre otros aspectos que complican nuestra existencia.

En particular, la mujer trabajadora sigue soportando mayores tasas de desempleo, empleos más precarios, con dependencia de la estacionalidad del mercado laboral y una altísima tasa de empleo a tiempo parcial.

Aunque nos interesa que se vayan poniendo en funcionamiento las medidas que satisfagan, al menos en parte, nuestras necesidades, sabemos que los partidos políticos, que defienden los intereses de un puñado de empresarios, solamente repartirán las migajas de una manera tanto menor cuanto más desmovilizada esté la clase obrera.

Llevamos años, si no décadas, aguantando con la ilusión que nos ofrece la socialdemocracia, que nos embauca con el ideal del trabajo digno y hemos sufrido en nuestras carnes semejante error.

¡Basta ya!

Nosotras y nosotros necesitamos organizarnos y unificar todas las luchas que se desarrollan en nuestros centros de trabajo porque nos sobran los motivos. Basta ya de precariedad laboral, EREs, contra-reformas laborales, pensionazos, despidos por represión sindical y tantas y tantas cosas que todas y todos sabemos.

Confrontemos nuestros intereses contra los del capital.

Si no nos movemos, si no luchamos, las migajas que nos ofrece el capital serán cada vez más insuficientes. Contra la explotación, alcemos nuestras voces como si fuesen una. Sí nos importa lo que ocurra en un sector económico diferente al nuestro, porque las políticas anti-obreras acaban implantándose en todos los sectores. Todos los conflictos laborales en realidad son la misma lucha entre clases sociales: las y los que vendemos nuestra fuerza de trabajo para subsistir frente a los patronos, que parasitan los medios de producción y acumulan la riqueza que sólo la clase trabajadora produce.

Organicémonos con solidaridad ante la dictadura del capital que en la fase actual tiene un carácter internacional. Los y las trabajadoras tenemos los mismos intereses y necesidades esenciales independientemente de nuestra nacionalidad. En consecuencia, debemos unir nuestras luchas, no solamente entre sectores, sino también entre nacionalidades, defendiendo la única clase social que nos representa: la clase obrera.

Sólo una economía planificada asegurará a los pueblos la satisfacción de sus necesidades sin depredar el entorno. De ninguna manera, aceptaremos un incremento de los gastos militares para financiar la guerra imperialista para atacar y dominar a otros pueblos, ni tampoco para expoliar materias primas y destruir el medio natural que nos da sustento.

La clase obrera de este país no quiere ser cómplice de más muertes por las migajas que nos ofrece el capitalismo bajo el mal llamado estado de bienestar.

Este país, como tantos otros, sabe de la migración y vivimos con horror el sumidero de cuerpos sin vida del pueblo trabajador en el que se ha convertido el mar Mediterráneo, del que tanta riqueza extrae el empresario en un país como este en el que el binomio sector servicios-turismo supone uno de los motores principales del capitalismo que nos explota.

Solamente una clase obrera a la ofensiva podrá satisfacer todas las necesidades del pueblo trabajador.

¡Luchamos para vivir!

Contra la explotación: Clase obrera a la ofensiva

¡Unidad, solidaridad y lucha!

 

¡Organízate en los CUO!

Las camaradas Alba y Bea nos han informado de la situación actual en España y una visión histórica que remonta la práctica del aborto hasta más de 5000 años atrás.

Tras la breve intervención hemos podido compartir opiniones degustado un vino de honor, para seguir reivindicando que toda la salud sexual y reproductiva se preste en la sanidad pública y el compromiso de seguir en la lucha por el derecho al aborto libre, seguro y gratuito "

 

El paso de una DANA por el sureste de la península, ha tenido unas consecuencias terriblemente desastrosas para la comarca de la Vega Baja del Segura, en la provincia de Alicante. A las cuantiosas pérdidas materiales (viviendas, vehículos, cosechas, infraestructuras, etc.) hay que sumar el coste humano de tres víctimas mortales en nuestra comarca. Una vez pasado el temporal toca analizar las causas, evaluar los efectos y buscar soluciones. Lo más socorrido por el poder capitalista ha sido achacar todo este fenómeno a simples causas naturales. Y evidentemente, las tormentas son fenómenos naturales. Sin embargo, la voracidad de la barbarie capitalista tiene mucho que ver en las causas estructurales de estos fenómenos naturales.

El capitalismo en su lógica de producción sin control en pos del beneficio de unos pocos, se ha dedicado ferozmente a esquilmar recursos naturales sin contemplación: explotación de acuíferos, incendio masivo de bosques, agotamiento y esterilización de tierras, emisión desorbitada de gases nocivos, etc. 

En definitiva una explotación de recursos sin límites que ha modificado profundamente territorios, hábitats y el propio clima. El cambio climático es ya una realidad, no es algo que podamos parar a posteriori, más bien, a lo que nos ha abocado el capitalismo es únicamente a minimizar sus efectos, en gran parte irreversibles. Y por muchas cumbres climáticas que se hagan, por muchos compromisos de baratillo que firmen, y por mucha concienciación ecológica que nos quieran meter como si esto fuera una cuestión individual y no colectiva, el problema va a seguir estando ahí. 

Si no se elimina de raíz este modo de producción invasivo, destructivo e insolidario, todo lo demás son remiendos ineficaces. Por ejemplo, cuando sabemos que el 70% de las emisiones de CO2 a nivel mundial son provocadas por tan solo 100 empresas, por no hablar de la gestión privada de las basuras convertida en un opíparo negocio. El capitalismo no pone coto a eso y parece que los principales culpables somos la clase obrera porque no hemos separado correctamente nuestra basura en contenedores de colores.

Todo este modo de producción desenfrenado es el que ha provocado un aumento de la temperatura global que tiene su efecto más inmediato en el deshielo de los polos con el consiguiente aumento de la temperatura de mares y océanos. El mar Mediterráneo ha aumentado su temperatura considerablemente respecto a la última riada (la de 1987) alcanzando temperaturas de mar tropical, ello provoca que el nivel de evaporación sea mayor, lo que se traduce en lluvias más intensas y de carácter torrencial. El fenómeno de la “gota fría” forma parte del paisaje habitual del levante español, pero ahora viene incrementado de manera virulenta por esta mayor evaporación de agua. De ahí que hayamos tenido las desorbitadas cifras de 500 litros por metro cuadrado.

A los efectos irreversibles del cambio climático, hay que sumar la deficiente gestión del territorio en el sureste español. En uno de los territorios de mayor aridez y déficit hídrico se ha instalado un modelo de negocio depredador y devastador como es el urbanismo salvaje asociado al turismo residencial. Un modelo tildado de “milagro económico” que ha venido a sustituir las actividades relacionadas con la huerta y derivadas de esta. El capitalismo ha generado mucho dinero en muy poco tiempo que ha ido a parar a pocas manos, en alianza estratégica con gestores públicos que por un lado generaban el relato de alabanza a estos “emprendedores” que iban a generar riqueza para el pueblo y por otro lado, modificaban planes de ordenación urbana, recalificaban terrenos, adjudicaban contratos, etc…,  en un perfecto entramado corrupto en el que el pueblo era mero testigo de su expolio y del enriquecimiento de los “nuevos ricos”. Se construyó sin tener en cuenta las advertencias del terreno: estamos en una zona plagada de ramblas con zonas inundables, se ha ocupado el espacio del curso del río, se taponaron acequias naturales para construir encima de ellas.

Y finalmente, el déficit de infraestructuras hídricas y de mantenimiento de estas. No se han ejecutado obras tan necesarias como la Rambla de Abanilla, el encauzamiento del río en Orihuela se ha demostrado insuficiente, el canal del trasvase se rompió en varios puntos merced a su falta de mantenimiento, esa falta de mantenimiento llevó a la rotura de la mota del río anegando de manera inesperada la zona de Almoradí y alrededores, todo el cauce del río estaba plagado de vegetación no deseada y basura que no se eliminó aun en previsión de gota fría.

El responsable de todo este mantenimiento es la Confederación Hidrográfica del Segura, una institución que en teoría debería velar por el interés general, pero que en la práctica está al servicio del capital y los grandes terratenientes en detrimento del pequeño agricultor. 

El robo de agua, la contaminación del Segura, los pozos ilegales, dragados del río no justificados, junto al déficit de mantenimiento antes descrito, forman parte de la hoja de servicios de esta institución nutrida con dinero público pero metida de lleno en corruptelas y falta de transparencia. Sabiendo que estamos en una zona de riesgo por inundaciones y lluvias torrenciales, habría que ejecutar un plan para minimizar las consecuencias derivadas de estas. Como sugiere Jorge Olcina (Responsable del laboratorio de climatología de la Universidad de Alicante): “hay que preparar los territorios a la nueva realidad climática que ya se manifiesta. Habrá que construir en las ciudades colectores de gran capacidad, depósitos pluviales, parques inundables. Cualquier obra de este tipo que no esté dimensionada para asumir lluvias de 200 litros en una hora, no servirá para nada; seguirá dando problemas”. El problema es el de siempre, el poder capitalista municipal, autonómico y central, ven estas medidas como un gasto y no una inversión. Y al igual que con los incendios se actúa (si es que se hace) cuando el monte ya está quemado. Lejos de actuar, más bien se hace todo lo contrario, se construye desaforadamente incumpliendo la ley de suelo, se quiso instalar la ciudad deportiva de Orihuela en plena Rambla de Abanilla, se pretende aumentar el polígono industrial en medio de esta.

Afortunadamente, los servicios de Aemet decretaron la alerta roja un día antes del paso de la DANA, lo que contribuyó a salvar vidas. No obstante, a pesar de haber suspendido las clases, toda actividad pública y los avisos y las llamadas a no salir de casa bajo ningún concepto; se permitió por parte de las administraciones sin escrúpulos a que obligaran a sus trabajadores a ir a sus centros de trabajo, poniendo la clase obrera en peligro su vida y obligando a los servicios de emergencia a realizar actuaciones extra. La administración pública es capaz de mandar al matadero a la clase obrera con tal de no molestar los intereses del capital. Tanto en los polígonos de Orihuela, como Albatera, los trabajadores fueron obligados en plena alerta roja a ir a sus centros de trabajo y a recuperar las horas y ser expuestos a sanciones en caso de que no acudieran. Muchos de estos trabajadores quedaron atrapados sin poder salir, aislados por el agua, en sus centros de trabajo.

Este comportamiento negligente y temerario por parte del capital jamás será reprimido por una administración pública cómplice con la explotación capitalista. La clase obrera nuevamente humillada y amenazada por un sistema insaciable que solo busca generar ganancia a costa de lo que sea. Un terrorismo patronal que se ceba con la vida de miles de trabajadores cada año. Tras el paso de la DANA, el panorama desolador fue paliado con la solidaridad de clase. Cientos de casas de familias humildes fueron destrozadas, y allí se pudo comprobar como vecinos, familiares y amigos establecían una red de ayuda y apoyo para las tareas de limpieza, evacuar a personas con movilidad reducida, suministrar alimentos, etc. En situaciones de catástrofes, es cuando nos damos cuenta de que el virus individualista que nos inocula el capital constantemente en todos los ámbitos, es desplazado por el apoyo mutuo, la cooperación y el saber que dependemos del otro para subsistir. Los lazos colectivos y el tejido social se activó para poder salir adelante. La humanidad brotaba en medio de la desgracia, el ponerse en el lugar del otro; en esos momentos se articuló un pueblo que llevaba anestesiado mucho tiempo, solo el pueblo salva al pueblo. 

En paralelo a este esfuerzo colectivo, tuvimos que soportar la presencia de políticos que en permanente campaña electoral vinieron a la comarca a echarse la foto en un desafortunado desfile grotesco y ofensivo.

Desde el PCPE, agradecemos profundamente el trabajo de los sanitarios y los servicios de emergencia que han estado trabajando sin descanso estos días. Colectivos que son servicios públicos indispensables y que hay que valorar y proteger de la voracidad privatizadora capitalista. Y cómo no, a todo el voluntariado y toda la gente particular que ha echado una mano y se ha ocupado de la situación de las familias obreras y populares.

Denunciamos así mismo, a los culpables de que este episodio haya tenido consecuencias tan nefastas, a la dejadez de las diferentes administraciones públicas y a la voracidad sin freno del capitalismo. Solo un cambio urgente de modelo productivo y social nos puede llevar a minimizar las consecuencias de un cambio climático irreversible. 

 

¡Socialismo o barbarie!